El bello oasis de un nómada español.

miquel

Hay un Continente en el Mundo al que España debe su esencia como patria, como idiosincrasia y casi como esencia de existencia. Ese Continente se llama “América Latina”, y supone un antes y un después desde el día en que España se convirtió en “Madre Patria”. Hoy somos lo que somos gracias a nuestros hermanos al otro lado del Atlántico, cualquier mujer del Mundo que haya tenido un hijo entiende lo que estoy diciendo.

Y dentro del durísimo golpe que está sufriendo España a todos los niveles inimaginables, en medio también de una crisis infame en la estructura de sus medios de comunicación y su opinión pública, en medio de tanto fútbol y Belén Esteban, hay un oasis hacia la esperanza de quienes apostamos por la figura del “periodismo digno”. Ahí se encuentra la serie documental “Diario de un Nómada” del viajero Miquel Silvestre, un alicantino mediterráneo que un día a sus 40 años decide dejar su puesto de registrador de la propiedad para lanzarse a la aventura de recorrer América Latina y contar de primera mano lo que ve, lo que encuentra, de lo que se impregna en el camino. Yo creo que desde los tiempos del Siglo de Oro periodístico viajero español con los Manu Leguineche o Javier Reverte, nadie había devuelto a esta profesión la dignidad humana que la justifica, como lo hace ahora este hombre con todo lo que está haciendo. Es un bello oasis en esta profesión periodística tan denostada de hoy.

La serie consta de 13 capítulos de 25 minutos de duración cada uno (no se quejen los desidiosos), haciendo un recorrido por el Continente de Sur a Norte, Desde el Estrecho de Magallanes en la punta sur del Cono Sur, hasta la perla de Cartagena de Indias donde está ahora mismo, y que no se sabe a dónde llegará. El viaje es una completa delicia de aprendizaje cultural, allá por donde pasa te saca su repertorio documentado para saber qué español pasó antes por allá, qué fundó, qué aportó y con quién se hermanó. No es un “español en el Mundo” al uso como los que se conocen en otros programas en la pequeña pantalla española, aquí nuestro héroe sabe de Historia, se mete por los caminos más recónditos, no va a restaurantes de lujo, no tiene casita con piscina ni nos enseña cómo habla con mamá por skype. Conoce a los autóctonos de cada lugar a donde llega, intercambia lo que buenamente pueda con ellos, se informa de lo que le enseñan, y lo comprime todo en 25 minutitos para su fácil visionado, porque sabe que aquí la gente se asusta cuando ve que un vídeo una hora. A lo dicho: todo un SABIO.

Me imagino que Miquel tuvo que inspirarse en los “Diarios de Motocicleta” del Che Guevara y mi querido Alberto Granados para lanzarse a tamaño reto. Y si es así, estoy convencido de que este viaje le va a cambiar su forma de pensar y hasta su razón de existir, como lo hizo con aquellos dos jóvenes intrépidos argentinos que un día se lanzaron a la misma historia, y para todo lo que luego sucedió y que la gente ya sabe. Guárdense este enlace y no dejen de ver cada uno de sus vídeos, estoy convencido de que esto marcará una fuente inagotable de conocimiento incluso en siglos venideros.

miquel2

Documentación:

Diario de un Nómada vídeos:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/diario-de-un-nomada/

Diarios de Motocicleta:

http://www.kmceromt.com/ADLDiarios.html

 

Anuncios

García Márquez, Leguineche, Vargas Llosa, Bolívar y otros caos.

gabo
Escribo a vuela pluma porque la verdad estoy muy desconcertado, que me perdonen los puristas.

Acaba de hacerse pública la muerte de Gabriel García Márquez, y como ya acaban de desaparecer simultáneamente mis dos escritores fetiches en muy poco tiempo (..hace muy poco escribí sobre Manu Leguineche), pues ya sólo me queda pensar que Dios está falto de creatividad allá arriba, y nos la empieza a usurpar por aquí. ..Porque es que no me cabe otra explicación lógica: los estadistas dirán que es normal que los contemporáneos se mueran a la vez, y los imperialistas defenderán la teoría de que los cabrones se tienen que morir todos cuanto antes mejor, y si son juntos pues mejor.

Gabriel García Márquez es para mí el gran escritor, filósofo, humanista y hasta “justiciero” que ha dado este Planeta. Desde que lo descubrí con “Noticia de un secuestro” (para mí su mejor obra, por encima de todas sus más famosas), me impregné tanto de “Gabo-devoción” que me puse a devorar sus obras y su biografía, como el gordo que se encierra en McDonald’s durante 3 días enteros sin parar. Es lo malo de fijar tanto tu atención cegada en un artista, que a partir de ese momento todo lo demás tristemente te parece basura. Y lo que más me enganchó de Gabo fue su implicación por los Pueblos de América Latina indiferentemente de lo que pensaran y quiénes les regía. Era una especie de “Simón Bolívar” pero con pluma y sin armas: las letras también unen a los pueblos. El gran humano del siglo XX para mí, junto con Mandela. Y amigo de todos. Podía conseguir que le dieran el Nobel y a la vez reunirse con Castro o con Clinton, él se echaba a sus espaldas a quien fuera,.. ¿para qué pegarse si podemos ser amigos y hacerlo más fácil todo?. ..Y aún así había quien no quería ser su amigo, los de la misma puta cerrazón de siempre (por ejemplo, el pinche Aznar).

Y me acuerdo ahora también de Vargas Llosa,.. vaya estúpido que has sido colega. Ya has perdido para siempre la oportunidad de firmar un acuerdo histórico entre “HOM-BRES-DE-VER-DAD”, que hubiese hecho sonrojar a todos los líderes del Mundo actualmente en disputa. Te reconozco tus galones como literato, pero ciertamente el destino ha firmado una dolorosa sentencia ya, que a mí personalmente me hunde de desesperación. Yo quería ver ese abrazo entre hermanos. Es la mayor rabia e impotencia que me da la noticia de la muerte de García Márquez,.. porque al fin y al cabo, si Dios lo quiere arriba será por algo.

(Dije que escribía a vuela pluma).

El Vargas Llosa que nos hemos perdido todos.

vargasllosa
Hoy una literaturita de las buenas. Me duele estar hablando de Mario Vargas Llosa porque no es santo de mi devoción, pero hoy me toca comerme el orgullo, bajarme del privilegiado banco de los emputados, y reconocer al César lo que es del César.

Acabo de devorarme su obra “Diccionario del amante de América Latina” que publicó en el año 2005. Reconozco que es el primer libro que leo de Vargas Llosa, aunque hasta hoy ya había leído innumerables artículos periodísticos suyos, y visto en la televisión muchas de las entrevistas personales que le han hecho. La primera reacción en bruto que saco de esta lectura es un profundo “SHOCK” intelectual, una auténtica cascada de aprendizajes oportunos sobre las tradiciones históricas arraigadas que conforman mi querido continente de América Latina. El libro es un hermoso compendio de sus vivencias filosóficas con grandes maestros de la cultura mundial en sus etapas de París, Barcelona o el Distrito Federal en México. Es también un profundo “dogma de fe” para todos aquellos que deseen iniciarse en el detalle de las culturas indígenas de todo el continente, atrapando definitivamente en el amor a quienes defendemos a la Amazonia, los cholos, los imperios Inca, Maya o Azteca, o el cóndor que a todos los unifica.

Habla de Pintura con el conocimiento de un maestro, de Culturas y Pueblos como un Filósofo, y de Literatura como un simple Dios que todo lo domina de la pluma. El libro es intelectualmente hablando un “éxtasis”, tanto en la narrativa costumbrista a la hora de describir sus experiencias, como en la conceptualidad tecnicista a la hora de defender sus argumentos. Si algo me queda claro tras leer sus 407 páginas, es que Vargas Llosa ha vivido mucho. El don del poder recoger todo lo que recoge este libro, está sólo al alcance de los que han pisado muchas calles y han conocido a mucha gente. Ese mérito se lo va a llevar ya a la tumba el cabrón, porque nadie se lo va a poder quitar en los años que le queden de vida. Mis respetos a tanta intelectualidad.

Hasta aquí, todo lo bonito. Ahora voy con el Vargas Llosa “político”, que es el que nunca aguantaré, y el que tristemente tengo claro que nunca compartiré. Sus devaneos ideológicos son incluso reconocidos por el propio Mario, que llega a admitir que el caso de Cuba le desconcierta. Es capaz de alabar a Fidel Castro en sus principios, pero luego ataca indiscriminadamente sus formas, lo que le hace evidenciar que a veces olvida que los efectos vienen siempre de una causa: el Bloqueo lo pasa de “puntillitas” siempre. Reconoce a la vez y de forma abierta y sin pudor, sus favoritismos neoliberales a la hora de concebir el progreso de las economías ligado al concepto de la “competencia” entre los elegidos, lo que le desacredita como un descalabro para hablar del “Bien Común” en las sociedades que tanto ama. Afirmo con seguridad que no se puede amar viendo sufrir. Y personalmente creo que su orgullo ideológico le puede a su amor intrínseco que le intuyo como buena persona: no se puede ningunear a García Márquez como lo hace en este libro. Tenía una oportunidad de oro para hacer brillar a la caballerosidad intrínseca de los “grandes”, pero con mucho dolor descubro que una vez más, se queda a medio camino. Querer siempre significará “poder”.

Por todo ello, hoy quería pararme en la vorágine del día a día cruel, y reflexionar con café y cigarro sobre el Maestro Vargas Llosa. Desconozco si este libro que acabo de destripar sea su mejor obra biográfica y conceptual, esto lo averiguaré a partir de ahora a través del tiempo. Pero lo que sí me queda claro es que con esta obra, he descubierto a un grandísimo intelectual de nuestro Siglo 20 que nos hemos perdido, y que de forma preocupada, extraigo la conclusión incomprendida de que él mismo se ha podido desaprovechar, para poder liderar y encaminar con garantías este Siglo 21 tan incierto que estamos empezando. Los mortales que tenemos que buscar la luz-guía en nuestra generación, no lo hemos podido disfrutar en todo su potencial. Y muchísimas veces pienso que Mandela no habrá sido suficiente para todo lo que necesitamos. Vargas Llosa podía, y debía, haber estado a su altura.

El Arte es el futuro cuarto poder.

foto1
Viendo lo visto, y viendo que los medios de comunicación en el Mundo están secuestrados por los intereses del capital, veo con ilusión que el ARTE empieza a llenar el hueco de denuncia social y guardián de la Justicia, como rol que hasta ahora se le presuponía a los propios medios. Veo con esperanza que empiezan a salir colectivos de artistas que GRITAN con conciencia las injusticias del Mundo, anteponiendo contra las pérdidas por ventas y censura, su auténtica LIBERTAD de creación que les llena de principios y autenticidad moral.

HOY mismo tenemos una colección de Botero en Pachuca México titulada “Testimonios de la Barbarie”, que es una maravillosa secuencia de retratos sobre la violencia que vivía Colombia en los años 80; los secuestros, torturas y asesinatos que según palabras del propio artista: “No nos pueden dejar indiferentes”. El Museo Guggenheim de Bilbao tiene también HOY una retrospectiva “Arte en Guerra” sobre la II Guerra Mundial a ojos de artistas que vivieron el macabro conflicto en Francia entre los años 1938 y 1947. Desde Picasso a Dubuffet, toda una maravillosa y oportuna colectiva. En Argentina hay una exposición a través del Instituto Vasco Etxepare sobre el bombardeo de Guernica, en la Fundación Caja Madrid una exposición fotográfica sobre el machismo y la violencia de género, en el Festival Sundance de Utah de Robert Redford se presentó hace poco el documental “Dirty Wars” que pone patas arriba al Pentágono y la CIA, la cantante Madonna está subastando Arte para recaudar fondos a la obra social educativa en Pakistán y Afganistán, innumerables colectivas de fotoperiodismo social, raperos y rockeros que empiezan a no dejar corrupto vivo con cabeza,… ME MARAVILLO y me quito el sombrero ante los jóvenes vanguardismos rebeldes que empiezan a dominar el mundo de la cultura por los 5 continentes, en pro de una conciencia y un Mundo mejor que, honestamente, NECESITAMOS.

Y me maravillo también muchísimo por ver que este es el tipo de Arte que se empieza a CONSUMIR. El público empieza a ser consciente de esta necesidad, y cada vez se demanda más MENSAJE SOCIAL en las creaciones artísticas. Atrás quedaron los tiempos de los bodegones, los jarrones con flores, las melancolías y los romanticismos. Hoy se exige la VERDAD de las cosas, y la búsqueda de información en pro de una construcción hacia la solución. Esta ficha tan ESTRATÉGICA para esta nueva forma de consumir Arte, repercute directamente en la VALENTÍA de los nuevos patrocinadores, directores de museos, comisarios de exposiciones, representantes, productores, técnicos de montaje,.. y todos los agentes intermediarios que están en el camino entre el autor y su espectador. Hoy estamos viviendo momentos CLAVES que están haciendo brillar a los buenos gestores culturales respecto al resto de la mediocridad. Hoy son pocos todavía los que asumen el componente “riesgo” de aceptar proyectos políticamente “incómodos”, pero afortunadamente hoy se está demostrando ya cada vez más, que este componente riesgo se está convirtiendo de forma oportuna en “apuesta ganadora”. Desde todo este caldo de cultivo, se dan las condiciones ideales para promover este tipo de iniciativas. Y gracias a todo ello, apuesto por que pronto podremos ver un Mundo más EDUCADO, CONSCIENTE Y CIVILIZADO. Y esto es muy bueno.