Niños soldado y periodismo indigno.

ninossoldado
Este es un tema que a mí personalmente me sensibiliza hasta la médula. Propongo al lector que haga un seguimiento de medios y análisis de las noticias que salen acerca de las niñas secuestradas para someterlas a redes de pederastia y prostitución. Ahí salen casos de monjas que roban recién nacidas, niñas secuestradas como el caso Madelaine o los rumanos de Grecia, todo es compasión y tristeza. Muy bien, eso está perfecto a la hora de concienciar. Quien haga esta búsqueda, se dará cuenta que casualmente siempre son “niñas”, y curiosamente los “niños” no aparecen por ninguna parte, o rara vez cuando se demuestra que son captados para venta de órganos u negocios de adopciones. Órale vamos con ello:

Amnistía Internacional denuncia que una cantidad estimada de 300.000 menores de edad están participando actualmente en conflictos armados, en más de 30 países en los cinco continentes del Mundo. Niños que están disparando en Siria, que están matando en Afganistán, Mali, Sudán o Birmania. Niños que son robados en esos países, pero también en el resto de países en el Mundo, incluídos España o México. Esto no es sólo de “Africa”. Niños que no aparecen en las noticias por el juego miserable que hacen los grandes grupos de comunicación al servicio de la Industria de la Guerra, que es quien les paga. Niños que son ignorados por la Opinión Pública porque simplemente no se desea que se sepan estas cosas, porque actúan como mano de obra barata para invadir, aniquilar, y luego expropiar. Éste es el “modelo de crecimiento” del Siglo 21, y esto es el “Capitalismo” en su versión más cruda y real. Muchos periodistas del Mundo callan miserablemente todo esto, dejando la dignidad de su profesión pisoteada por los suelos, y masacrando a la vez la labor de los reporteros de guerra que se juegan la vida en zonas de conflicto, en pro de una denuncia que luego nunca ve la luz pública en los noticieros. Hasta que nadie se levante contra toda esta miseria, a algunos la fiesta les está saliendo muy rentable.

Para este caso en concreto, quisiera alabar el papel necesario y oportuno que a veces hace el mundo del Cine, con películas esporádicas que a veces hacen de este drama un show, pero por lo menos conciencian a los que saben mirar “más allá” del disfrute de una tarde con palomitas. Yo personalmente empecé a sensibilizarme por este tema precisamente con una película en el año 2004, la mexicana “Voces Inocentes” que relata este drama que se produjo en los años 80 en la Guerra Civil de El Salvador. La peli está muy buena, la recomiendo, está en Youtube. Luego vino la archiconocida “Diamantes de sangre” que fue la que por un tiempo internacionalizó la causa, pero que tristemente veo con dolor que el tiempo está poniendo de nuevo las cosas en su sitio. Los intereses son maestros en esto de generar corrientes evasivas. Hace escasamente 7 meses la película “Dirty Wars” fue premiada en el Festival Sundance de Robert Redford en USA, y hoy la tenemos proyectándose en algunos cines de España. Buen momento para refrescar memorias, volver a la carga, y generar sociedades basadas en la conciencia, la responsabilidad, y el “modelo de crecimiento” constructivo. Mientras sigamos mirando a otra parte, me temo que la cifra de Amnistía Internacional seguirá creciendo para bochorno de todos. Cuando un día desaparezca el hijo de algún conocido, te acordarás de este post y lamentarás el camino perdido.

Anuncios

Carta al Presidente de la Fundación de los Premios Nobel.

nobel
A la Att. Carl-Henrik Heldin,

Le escribo porque tengo mucha curiosidad por saber “QUÉ” va a pasar con el Premio Nobel de la Paz que dieron desde su Fundación al Presidente Obama hace 4 años. Me imagino que ya sabe usted que su flamante Premio está deseoso estos días por bombardear Siria, incluso sin el apoyo de Naciones Unidas ni Inglaterra. Él dice que si hace falta, hasta lo hará él solito sin el apoyo de nadie. Nosotros a eso lo llamamos en España “pasárselo por el forro de los cojones”.

No sé si realmente ustedes se lo van a quitar o no, porque todavía no se han pronunciado al respecto. Tampoco sé si realmente apoyan la inminente invasión de Siria o no, pero tanto silencio me empieza a dar sospechas fundadas de que probablemente sí lo están apoyando, de forma muy cobarde y canalla. Sería muy bueno que se posicionaran ya, más que nada por la propia credibilidad de la Fundación y de sus premios. No parece muy lógico que un premio llamado “PAZ”, se lo den ustedes a alguien que pierde el culo por bombardear a los sirios. Realmente tampoco sé qué pensaría el Sr. Alfred Nobel sobre todo esto si levantara cabeza, pero le adjunto las palabras concretas que dejó escritas en su testamento para el Premio de la Paz, por si usted no las ha leído todavía:

Este premio se otorga a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes, y la celebración y promoción de procesos de paz“.

Muchos en el Mundo les achacan a ustedes que están ideológica y financieramente comprados, y que sus premios no son más que una pantomima política al servicio de los intereses del capital. Incluso denuncian, que realmente no se entiende que ustedes sólo otorguen estos premios siempre a dos tipos de perfiles activistas tan definidos: a los que se casan con las ideologías neoliberales en Occidente, o por el contrario a los disidentes chinos, iranís, o birmanos que residen en los países pertenecientes al llamado “Eje del Mal” (uuhh!! qué miedo este nombre). Que a la hora de premiar a la “PAZ”, ustedes siempre se olvidan por ejemplo, de los que ayudan con comida a los necesitados en la India, o de los que intentan integrar a las tribus en Africa, o de los periodistas que luchan contra el narco en México, o de los indígenas que mueren en el camino intentando preservar sus tradiciones en América Latina. Incluso también les achacan el hecho de que ustedes nunca premien a plataformas sociales mundiales como en el caso del famoso “NO A LA GUERRA”, y sus 100 millones de personas en las calles de todo el Mundo intentando evitar la invasión a Irak, a las que se ignoró de forma mafiosa, y que posteriormente se demostró que tenían razón, y que todo aquello fue un miserable bombardeo camuflado con mentiras en favor de la expropiación del petróleo irakí.

Por eso sólo le pido que SE POSICIONE YA, que no se esconda, y que diga qué va a hacer con todo esto de Siria ahora. Porque será muy bueno para ustedes si actúan dentro de la lógica social que se les espera. Pero si por el contrario siguen callando y jugando a las escondiditas, entonces me temo que las sociedades no vamos a tener más remedio que descubrir a qué bando pertenecen ustedes. Y sus premios entonces valdrán una auténtica “mierda” para todos nosotros LOS PUEBLOS.