Carta a Bárcenas de un indignado

corrupcion
A la Att
D. Luis Bárcenas Gutiérrez
Partido Popular
Ex-tesorero

Madrid, 18 de Enero de 2013

Enemigo Luis,

Intuyo que no te gustará esta carta. Te ruego que la leas por favor desde el prisma de nuestro dicho tan popular español: “a veces un niño merece una torta bien dada a tiempo”.

T’ás pasáo tres pueblos. Robar dinero de las arcas del Pueblo desde la dirección de la gestión no tiene nombre. Ni un violador violaría a su madre.

Y como creo que ya va siendo hora de pedir la “torta bien dada” que España necesita contra los corruptos, por eso pido contra tí el castigo más ejemplar que un Pueblo indignado siente hoy ante este tipo de casos: LA HORCA. Si estuviese en mis manos esta solución, organizaría una convocatoria popular en el centro de la Puerta del Sol en Madrid, pondría un baúl con 22 MILLONES de euros dentro, te subiría a él, …y ya sabes el resto del desenlace.

No quiero que te lo tomes como algo personal, sabes que no te conozco. En cambio sí quisiera que consideraras este mensaje desde el deseo noble que tengo, de que TERMINE DE UNA PUTA VEZ! la corrupción entre los políticos y vuestros camaradas cómplices. Creo que tu ejemplo serviría por fin para ACOJONAR! al resto de parásitos malignos como tú que tenemos en España, y probablemente les obligaría a huir como nenazas a otros países. Y realmente tampoco me importa eso tanto: los que de verdad SÍ ME IMPORTAN son las nuevas generaciones de cachorritos amamantados que tenéis los políticos, y que están siguiendo el mismo camino de avaricia corrosiva que habéis abierto vosotros. A todos ellos, desearía desde el corazón que esta ejecución tuya los ACOJONASE tanto que se les cayeran los pantalones, decidieran salirse de la política, y la vida les obligara a plantearse de una vez esa digna labor que nos honra al resto de los españoles siempre que nos han dejado y no ha habido paro: TRABAJAR!.

Por todos ellos, y sobre todo por el futuro de este país por el que tanto creo, pienso que ha llegado la hora de la ejemplaridad para zanjar DEFINITIVAMENTE esta espiral peligrosa en la que nos habéis metido la gente como tú. Está hablando un activista por la defensa de los derechos humanos, la Paz entre los Pueblos, la justicia, la igualdad social y la educación de las generaciones venideras. Pero hoy habla sobre todo, un INDIGNADO más. Esto no es de izquierdas ni de derechas: esto es simple y llanamente DIGNIDAD DE UN PUBLO TRABAJADOR.

Atentamente,

Jorge Medina Azcárate
(Perdón por el vocabulario. Quien considere que esta carta es dura, le pido que entre en la reflexión de hasta dónde nos han traído los “buenismos”.)

Anuncios