Julian Assange en estado puro. Principios mandan.

Recomiendo al lector que se pase por este post, que vea la entrevista que hizo ayer Jordi Évole en su programa “Salvados” a Julian Assange, el australiano fundador del sitio Wikileaks (17min.).

Aquí se va a ver sobre todo a un hombre ÍNTEGRO, fiel a sus principios, tremendamente inteligente, y que sabe muy bien lo que hace y dónde está. Simplemente por esto, debería tener ya el apoyo moral de todo el Mundo.

En la entrevista da a mi entender la auténtica CLAVE de sus fundamentos en su actuación. Refleja cómo es tan férreamente partidario de una transparencia absoluta en materias gubernamentales (vengan del país que vengan), y cómo su sensibilización por los injusticiados del Mundo le ha hecho centrarse en la denuncia de los horrores criminales que conlleva la invasión de Irak desde Estados Unidos con el advenimiento de Occidente. Cómo es capaz de someterse a la vez a las directrices de esa transparencia que exige, cuando las materias afecten a la seguridad nacional de un país, siendo incluso capaz de “retrasar” en el tiempo la publicación de algunas informaciones si así procede en el bien de esa seguridad. “RETRASAR”, que nunca “silenciar”.

Denuncia cómo la Administración USA hizo la trampa en su sometimiento a esa transparencia, generando toda una trama de empresas privadas alrededor del Pentágono, para poder así librarse de esa Ley que exige transparencia sobre las administraciones públicas, pero que no tiene efecto legal sobre ninguna iniciativa privada, que obviamente por su carácter de “privada”, tiene derecho inicial a la privacidad de sus actos. De esta forma, denuncia cómo el problema no está tanto en el Pentágono ni en la CIA (que también), sino en las empresas de seguridad al estilo BlackWater, SAIC o Lockheen Martin, que son quienes rompen este cordón de la legalidad “transparente” para el enriquecimiento propio al servicio de los intereses de Estado.

Impresionante HOMBRE (con todas las letras), que clama al cielo indignado contra las cortinas de humo mediáticas generadas al servicio de la legitimidad del criminal: si se demostró que no había armas de destrucción masiva, hay indicios para por lo menos dar credibilidad a los que todavía hoy son tachados de “conspiranoicos” cuando hablan contra la ilegalidad del Poder corrupto. Sacó incluso mails de comunicaciones entre espías al servicio del Poder, y que evidenciaban no sólo que es un hombre sin límites en sus recursos para la denuncia, sino que además actúa con datos y argumentos para poder justificarse como tal.

Felicidades a Julian Assange por esta forma de actuar y que tanto comparto, y felicidades a Jordi Évole una vez más por estar a la mayor altura de lo que se supone que es el “Periodismo Digno”,.. y que también comparto. A lo dicho: vídeo imprescindible para aquellos a quienes les importa la VERDAD y el SER HUMANO como tal.