El drama del Mediterráneo desde los trazos de Pak Frank.

1

Se dice que el escritor mexicano Juan Rulfo dejó de escribir un largo tiempo tras su ópera prima ¨Pedro Páramo¨, por miedo a la mediocridad y la decepción de no ser capaz de superarla. Algo parecido llegué a decirle a Pak Frank al ver lo que yo considero su ¨obra culmen¨ a día de hoy con esta pieza en la que me detengo ahora: ¨Mi hermano, si yo hubiera pintado esta obra, me retiraría de la pintura con el sentimiento del deber cumplido¨.  …Aquello nos llevó a toda una conversación filosófica, que con mucho gusto me detendré pronto a analizarla, pero la misión de hoy para este post es la de ¨desgranar¨ todos los entresijos que justifican esta pintura, de innegable valor tanto plástico como conceptual.

¨La Balsa de la Medusa¨ (2016) es una evocación en el tiempo a la obra icónica de Géricault de mismo título, y referencia obligada y representativa del Romanticismo Francés. Plásticamente es un abstracto no figurativo de inmensísima expectacularidad, tanto por formato con sus casi 3m x 1,5m., como por aleatoridad infinita del trazo (curvas, rectas, puntos de fuga), como por color (brillo de dorados, ocres, azules), como por el extenso ejercicio de texturas (impastos, drippings, brochazos, paletas, pinceles finos), y como por el interesante repertorio de materiales empleados (óleo, esmaltes, acrílico, metalizados, pintura licuada). El artista me ha prometido que esto es una pieza invendible, la más particular dentro de las particulares de su colección particular, y quiero creer ciegamente que esto será finalmente así. El valor de esta obra es ¨incalificable¨ a nivel económico desde mi humilde opinión.

La escena revive el drama siempre y contínuamente indiferenciado de los inmigrantes desplazados sirios que, huyendo de la guerra y deambulando por el Norte de África hasta llegar a sus costas, se ven en la necesidad de cruzar el Mar Mediterráneo en condiciones infrahumanas para llegar a Europa, su ¨sueño dorado¨. En el año 2016 se batió el récord de personas ahogadas en estas aguas con más de 6000 muertos. Dicen que ya llevamos más de 10.000 desde el año 2011 en que empezó el conflicto, lo que convierte a ese mar en un inmenso cementerio que alguna vez saldrá a los ojos de todos. La mayoría son mujeres y niños que huyen de las bombas, porque los hombres se quedan allá luchando (..y muriendo también). El drama es tan atroz, la respuesta internacional tan escasa, la problemática de tan difícil solución, que Pak Frank no pudo quedar indiferente cuando descubrió el horror de este entendido como ¨daño colateral¨. Esta pintura directamente no intenta ¨apelar¨ contra la conciencia de nadie, pero sí es una forma de expresión y desahogo desde quien utiliza sus herramientas para contarlo, transmitirlo, contagiarlo.

Compositivamente, el cuadro recoge una caótica tormenta de hundimiento, muerte y destrucción, al igual que el original de Géricault. Entre la fuerza de las olas se adivinan rostros de dolor, preocupación, sufrimiento y vencimiento agónico a la muerte. Hay un cielo muy nublado que desprende una descarga incontrolada de rayos. Se descubre el ruido de los truenos confundido junto a la agresividad sonora de las aguas bravas del mar. Todo huele a espuma salina, y la luz está descontrolada por los reflejos de las olas y los brillos oculares de los inmigrantes que todavía a duras penas sobreviven. Todo está abierto a la interpretación, lo que sin duda consigue el efecto que persigue el artista en su expresión: ¨Que todos se metan en la escena. A su manera, pero que se metan¨. ..Y ciertamente lo consigue, el cuadro no deja indiferente a nadie. Incluso es una obra que cada vez que la veo, yo personalmente le digo al artista: ¨Siempre me enseña algo nuevo. Parece una obra viva, como si siempre estuviera modificándose. Nunca la veo igual. Es imposible retenerla visualmente, cada vez que me enfrento a ella, se me presenta como una obra nueva. A mí realmente me hipnotiza, esta obra me puede¨.

(..Y ésta es la primera grandeza de esta pieza).

2

Técnicamente la obra tiene interesantes aportes a la pintura. El hecho de generar una ¨multitécnica encubierta¨ de diferentes materiales de pintura (únicamente pintura, a diferencia de las técnicas mixtas), provoca el ¨caos¨ conceptual que persigue el artista, pero sin salirse nunca de los límites de la dimensión material concebida como ¨pintura¨. Es decir: el cuadro es una pintura de ¨multi-pinturas¨, sin salirse nunca hacia el recurso ya bastante manido de la ¨mixta¨, a la que que muchos artistas recurren en forma de collages desde muy diferentes materiales sólidos, a la hora de recoger una potencial situación ¨caótica¨. Todo esto es únicamente ¨líquido¨, que juega con ¨densidades¨, y su uso es a la vez conceptualmente muy simbólico, habiendo esmaltes metalizados dorados que evocan a ese ¨sueño dorado¨ mencionado antes en los inmigrantes, mientras que plásticamente cumplen su función a la hora de evocar el efecto de luz brillante, provocada por el reflejo de los rayos de la tormenta, sobre las olas del mar en medio de una oscuridad nocturna cerrada.

4

La pintura licuada sirvió para generar la capa-base del cuadro, de interesantísima creación para este caso. Toda la disposición horizontal rayada que domina y rige a la obra, proviene de una generación invertida desde su perspectiva vertical. Es decir: Pak Frank dispuso inicialmente el soporte del lienzo todavía virgen (blanco), en forma vertical (parado de arriba a abajo), y desde la parte superior dejó caer toda una serie de pintura licuada (baja densidad), que por su propio peso por efecto de la gravedad, generó el dibujo rayado para la estructura compositiva del cuadro. Una vez formada esa ¨trama-rejilla¨, el artista volteó el lienzo para su disposición horizontal final como la actual, donde ya empezó a ¨vomitar¨ su alma en base a las ordenanzas que le emitía el lienzo. Sin boceto, sin esquemas, sin nociones previas, pura creación neuronal.

Esta misma técnica del volteado de lienzo se repite de nuevo al finalizar la obra, esta vez en una tercera dimensión espacial, a la hora de tumbar el lienzo sobre el suelo, con los efectos de ¨drippings¨ al estilo Pollock, para generar las impresiones de gotas y espuma rota sobre las olas del mar chocándose entre ellas en medio de la tormenta.

(…Y ésta es ya la segunda grandeza de esta obra).

3

Hay además un nuevo interesante aporte artístico que se descubre en esta obra, y que está relacionado con las texturas y rugosidades que en esta pieza se experimentan. La sensación de ¨universo caótico¨ está perfectamente conseguida a través del relieve. Ésta es una de esas obras en las que nunca una fotografía consigue hacer justicia a su creatividad, para lo que realmente el espectador se encuentra en el momento de acercarse a centímetros de distancia de la plástica. En ese momento, la obra ya directamente te ¨engulle¨, como el cocodrilo que espera paciente al acercamiento de su presa.

Las diferentes densidades entre los materiales empleados, ya de por sí y de forma natural, generan todo un universo de alturas y profundidades; de ¨volúmenes¨. A la vez, hay líneas generadas en esmalte que marcan sus diferencias respecto a las óleas, acrílicas o licuadas. Según la dirección de contemplación, el espectador encuentra incluso auténticos ¨brochazos¨ y hasta ¨paletazos¨ en medio de su recorrido y de forma sorpresiva y aleatoria, generando efectos de prácticamente ¨impastos¨ en medio de tanta pincelada. Es evidente que el artista nunca escatimó de material a la hora de aplicarlo, e incluso muy al contrario, se siente que realmente se ¨recreó¨ mientras construía su monstruo, eso es muy palpable.

(…Y ésta es la tercera grandeza de esta obra).

5

6

7

Finalmente, hay incluso una nueva vía explorativa desde el artista en esta obra, que aunque él personalmente reconoce que el efecto perseguido todavía no está conseguido al 100%, sí abre ahora una interesante vía de innovación de cara al futuro. Pak Frank arma él mismo las telas sobre el bastidor, y en este cuadro buscó una ¨extra-rugosidad¨ a la hora de alterar la textura plana convencional que le ofrece el lienzo, al ser colocado de forma tradicional sobre bastidor. De esta forma, ante el hecho de ¨destensar¨ el soporte en varios de sus puntos de anclaje, y posteriormente al endurecerse sus rugosidades desde el secado del material aplicado sobre él, genera interesantes efectos redondeados de relieve que para el caso concreto de esta obra, generan un mayor dramatismo para la aleatoriedad del empuje del mar, sobre los objetos en escena a través de sus aguas bravas. Este efecto ya está perfectamente conseguido en esta obra, pero ante la incertidumbre de cómo podría salir el experimento, el artista reconoció que inicialmente se ¨awitó¨, y sólo se atrevió a hacer ¨pequeños guiños¨ como los recogidos en la pieza, pero que le servirán para explorar futuras vías expresivas que requieran de dicha técnica. Personalmente es la primera vez que me encuentro con un artista sensibilizado en distorsionar la superficie de un lienzo, con evidentes intenciones subjetivistas de trastienda.

8

9

10

 

CONCLUSIÓN:

Ya he comentado varias veces en este blog que Pak Frank es inicialmente muy accesible y cercano en las formas a la hora de aproximarse a él e intercambiar impresiones de toda índole personal, pero antagónicamente, es muchísimo más complicado y hermético a la hora de poder adentrarse en la confianza de su mundo interior. Hasta donde yo he podido hacerlo, sé que es un artista que se libera creativamente muchísimo contra el papel, cartones, maderas o el cristal, como el caso que empieza a explorar ahora con el proyecto que tiene entre manos. Sin embargo, el lienzo es un soporte que, tal vez por su nobleza tradicional e histórica, inicialmente le impone mucho respeto. No es de los que se ponga a ¨destruir¨ ni experimentar sobre este soporte, si antes previamente no lo ha hecho sobre otro material de una índole más ¨maleable¨. Sin embargo, para este caso de ¨La Balsa de la Medusa¨, sí creo poder afirmar que el artista ha dado este paso casi ¨virginal¨, de enfrentarse cara a cara de forma combativa contra el lienzo, perdiéndole definitivamente y de forma exitosa todo su respeto. Todos los avances técnicos, conceptuales y evolutivos que evidencia en esta obra para el contexto de toda su carrera artística, me invitan a poder pensarlo así.

balsapak

Incluso, el tiempo invertido en la creación de esta obra le delata ante el ¨divertimento¨. Durante dos meses de largo y contínuo respeto y aceptación mutuos, el artista y el soporte cumplieron con sus roles de ¨camaradas¨, y para en este caso concreto, el de un creador que está acostumbrado por su facilidad de dibujo, creatividad innata y dominio de la técnica, a no invertir más de una semana de trabajo en una obra. ..Y en contra de los tiempos de secado del óleo.

Hasta ahora tal vez nunca le hizo falta al artista una mayor dedicación hacia ninguna creación, o tal vez hasta ahora nunca se había enfrentado a una obra que le atrapara tanto en su instinto artístico como evidentemente parece que lo hizo ésta. Es lo que definitivamente la convierte en un interesante ¨punto de inflexión¨.

(…Y éste es el gran valor de esta pieza).

Guadalajara, Jalisco. 17 de Mayo de 2017.

11

Documentación:

-El silencio de Juan Rulfo.

http://fahrenheitmagazine.com/fotografia/juan-rulfo-el-fotografo-y-escritor-que-conquisto-al-mundo/

-La Balsa de Medusa.

https://es.wikipedia.org/wiki/La_balsa_de_la_Medusa

-Récord de muertes en el Mediterráneo en 2016.

http://www.eldiario.es/tribunaabierta/record-muertes-Mediterraneo-complicidad-Europa_6_597450261.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s