Mi reseña al ¨Mural¨ Pollock en Museo Picasso Málaga.

 

01

Dice la leyenda que Pollock pintó su obra ¨Mural¨ (1943, en plena II Guerra Mundial) en una noche de intenso trabajo, y el Museo Picasso de Málaga se encarga de desmentir este hecho en su leyenda curatorial de la obra, afirmando que la obra se hizo a lo largo de un trimestre. Yo tengo mis serias dudas de la posición que defiende el Museo para este dato, y más adelante lo justificaré desde mi perspectiva personal. Incluso, en el propio canal del Museo en Youtube tienen un interesantísimo documental sobre la obra (no se lo pierdan por favor), donde la esposa del artista Lee Krasner reconoce que 2 días antes de la fiesta de inauguración del lienzo, el artista todavía no había pintado ninguna marca de la obra).

02

…Pero ahora mismo, la primera conclusión de las muchas que voy a extraer hoy en este post, es que los ricos claramente no saben de guerras. Teniendo en cuenta que en la fecha oficial de producción de este ¨Mural¨, los Estados Unidos llevaban ya dos años implicados en la II Guerra Mundial, parece un tanto ¨frívolo¨ que Peggy Guggenheim, lejos de pensar en bombas, estuviese más centrada en pedir a un desconocido Pollock una obra de Arte faraónica para la entrada de su edificio en Manhattan. Este tipo de ¨imposibilismos¨ dan incluso más exclusividad a este otro tipo de ¨oportunidades históricas¨. En un momento dado de la Historia de la Humanidad, una mujer con recursos (no la envidio) y altamente visionaria (ahí sí la envidio), fue capaz de rodearse de los mejores expresionistas del Mundo, unos aamericanos por contexto geográfico, y otros europeos porque huían de la guerra, para robarle a París su capitalidad de lo que hasta entonces se entendía como ¨vanguardia¨ (y que todavía hoy no se ha superado, incluso vagamente se imita). La oportunidad es tan histórica de poder contemplar este tipo de cosas, que animo a cualquier amante del Arte que hoy esté por estas coordenadas geográficas, a que no deje pasar la oportunidad de ver esta obra en vivo; probablemente sea la primera y la última vez que pise territorio español, dadas las direcciones diametralmente antagónicas que actualmente llevan el mundo del Arte y la política de nuestro país. De forma paralela, hay que felicitar al Museo Picasso de Málaga por la brillantez de la iniciativa, logísticamente impecable, a la hora de simplemente intentar imaginarse cómo mover obras de semejante formato tan inmenso. Eso sólo está a la altura de los grandes, así sí se construye ¨Marca España¨. El mismo Pollock una vez llegó a decir desde su admiración sobre Picasso: “Cuando creía haber llegado a algún sitio, resulta que este hijo de puta ya lo había hecho antes”. Y creo que si hoy Pollock estuviese vivo, expresaría su admiración por la exposición en el propio territorio del Maestro con unos términos muy similares. Es un buen espacio para esta buena exposición.

A1-51587231.jpg

…No se la pierdan si tienen oportunidad de verla. Este lienzo acaba de ser restaurado, y puede verse en todo su explendor cromático (dentro de 20 años no podrán decir lo mismo). Incluso, de nuevo agradecer al Museo Picasso Málaga la deferencia de que permita hacer fotografías de la exposición, esto cada vez empieza a ser más un ¨rara avis¨ en muchos museos del Mundo incomprendido por mí.

Cuando uno entra en la sala donde está expuesto el famoso Mural de Pollock, se da cuenta de que está ansioso por ir directamente hacia la obra, y que sus ojos no la ven por ninguna parte. Antes tiene que pasar por el resto de las 41 obras abstractas que acompañan a la obra fetiche de esta exposición, o directamente saltarse el circuito y atravesar todo el espacio. Lo admito, mis ansias me pudieron. Y esto es un error, porque a medio camino se pasa un vistazo fugaz por otro mural que a mí personalmente me impresiona todavía más y que es menos conocido: ¨La gran muchedumbre¨, de Antonio Saura (1963). Otro inmenso mural (en formato tríptico y de medidas muy similares), artísticamente muchísimo más armado y completo que el de Pollock en su producción (..éste sí que tuvo que hacerse en tres meses, combinando la expectacularidad del gran formato por el precisismo del trazo pequeño), y que a mi entender tiene el gran mérito de impactar neuronalmente con la dificultad añadida de no recurrir al efectismo del color que utiliza Pollock en su ¨Mural¨, probablemente recurso más influenciado desde su admiración paralela hacia los muralistas mexicanos. A la vez esta obra es mucho menos figurativa y terriblemente más conceptual, subliminal, alienadora. Para mí, ésta es la gran sorpresa escondida de esta exposición,.. y quien se salte el recorrido como lo hice yo, estará viendo la obra de Pollock pensando contínuamente en ¨retroceder¨ para contemplar a Saura.

05

07

06

Existe mucha documentación recogida en internet sobre el ¨Mural¨ de Pollock. Lo más remarcable es el hecho de que fue la obra por la que Pollock se reconoció a sí mismo como ¨artista¨. Supuso un punto de inflexión clave en su vida, porque inauguraba su estapa más abstracta dentro de toda su extensa trayectoria expresionista. Aquí empezó a experimentar con sus primeros drippings (a tenor de los resultados todavía no controlados, yo de momento los llamaría ¨droppings¨ por esos goteos no buscados por efecto de la gravedad, y que le obligaron posteriormente a tumbar el lienzo sobre el suelo para conseguir sus ¨drippings¨ finalmente deseados. Ya hablaremos de esto más adelante). Supuso también para él, inaugurar el formato apaisado y en gran tamaño, inspirado (no tengo ninguna duda que en competencia) por el ¨Guernica¨ que Picasso había creado 6 años antes. Conceptualmente la obra se justifica por la búsqueda obsesiva que el artista sufría hacia la energía y el movimiento (técnicamente se ve muy claro en la aplicación de los trazos), aunque otras voces (con las que me solidarizo), hablan de una explosión de rabia por el contexto bélico que sufría el Mundo en esos momentos, unido a las tendencias políticas izquierdistas con las que se identificaba Pollock. Unos hablan de ¨animales en estampida¨, otros de caos bélico,.. yo tal vez lo asocio más a una ¨atmósfera altamente convulsa y reaccionaria¨. Pero intentar explicar más allá de esto, sería como querer justificar las ondas del aire en el Maestro Van Gogh: las cosas son simplemente así, y sólo queda ya disfrutarlas. Lo demás sería caer en el esnobismo.

Centrándonos en la técnica pura y dura de la obra, lo que inicialmente llama más la atención es que la obra tiene muchas ¨calvas¨, o zonas de lienzo virgen sin pintura aplicada. Esto no era hasta entonces una cualidad del Arte de Pollock, muy acostumbrado a no escatimar en material, logrando incluso relieves muy efectistas a través del trazo casi de brocha gorda (de ahí su técnica de óleo + caseína, de consistencia espesa, viscosa, casi generando un efecto de pasta o cola adhesiva). Este detalle me anima a mí a pensar que este efecto de ¨lienzo virgen¨ no fue inicialmente un efecto deseado en el artista, y por tanto la razón causal detrás de esto puede estar en el ¨tiempo¨. No me cuadra que el artista dispusiese de 3 meses para realizar la obra (como se defiende curatorialmente en esta exposición), y por el contrario el espectador pueda percibir la sensación de ¨obra inacabada¨. Tampoco me cuadra mucho el hecho de Peggy Guggenheim hiciese un encargo de obra a 3 meses vista para la entrada de su vivienda, teniendo en cuenta de que dicho encargo perseguía una estrategia de relaciones públicas para las visitas que recibía. Yo personalmente me creo más la teoría de la fiesta de inauguración del lienzo.

08

Lo que sí está claro es que la obra está producida probablemente en 3 capas creativas muy diferenciables (boceto + figuración + abstracción en este orden), lo que indudablemente hace pensar que es muy difícil que este cuadro se haya hecho en una única noche, por la simple ley biológica del secado del óleo como material graso, aunque tampoco sería descabellado pensarlo así para este caso concreto, por la escatimación de pintura aplicada para la base de la obra, que produce una textura fina de más rápido secado. Los artistas saben de la dificultad de este material para trabajarlo en capas, precisamente por el alto tiempo que requiere de secado entre una capa y otra, lo que les dificulta la producción, sobre todo en momentos de ¨éxtasis¨ creativo. Ésta es la razón por la que muchos de ellos acogen con mejor grado el trabajo con pintura acrílica, de secado más rápido. Y a fe ciega me atrevería a decir que por esta razón puramente técnica para material empleado (óleo), es prácticamente imposible producir esta obra en una única noche, y únicamente en pleno éxtasis productivo, donde el pincel casi le gana a la mano.

Y digo esto, porque esta obra es un claro caso de irrupción creativa en la trayectoria de Pollock (de ahí su importancia, tanto técnica como conceptual), una evidente ¨verborrea neuronal¨ en forma de éxtasis creativa completamente experimental. El artista habla mientras pinta, sin saber casi lo que pinta, en modo casi ¨subducido¨. En estas circunstancias, se me hace difícil concebir que el artista dedicara 3 meses de su tiempo a la ejecución de la obra, cuando inicialmente el concepto por lo visto se llevaba gestando desde hace tiempo de forma interna en la mente, y la ejecución final sólo refleja ya un mero ¨vómito técnico¨ espontáneo en modo de guerra de pintura contra lienzo. …Tres meses hubiesen sido, a mi entender, un suplicio insufrible para alguien que evidencia ¨ansia experimentativa¨. Este tipo de obras sólo se conciben desde la espontaneidad y el ¨trance¨, como posteriormente lo demostró con sus famosas ¨action paintings¨.

Dentro del proceso de producción de la obra, llaman mucho la atención los trazos visibles de la primera fase de boceto que esbozó Pollock con el lienzo en blanco. Son marcas de lo que probablemente fueron ceras, y que quedaron visibles en la corta distancia, precisamente por la finura de muchos trazos desde la escatimación de pintura del artista. Su efecto final refuerza la sensación de ¨caos¨ de la obra en su conjunto. Es impresionante poder mirar esta obra al detalle.

09

En la capa intermedia, la de mayor carácter figurativo de la obra, se entremezclan los trazos negros de pincel fino con las masas de fondo en brocha gorda, generalmente blancas. Me ha llamado poderosamente la atención ver el tratamiento diferenciado que se da a lo ¨formal¨ en la obra, transmitiendo la máxima violencia del pincel en las zonas superiores de la obra, y mostrando una mayor precisión de trazo en la parte baja del cuadro (casi llegando incluso a ¨dibujar¨). Esta parte no fue destrozada por el artista en su tercera fase más abstracta, lo que hace pensar que posiblemente Pollock pintó este cuadro apoyado en vertical sobre el suelo contra la pared, lo que podía dificultar la acción de los grandes trazos abstraccionistas destructivos que se contemplan en la práctica totalidad de la obra, pero que no llegan hasta el fondo inferior de la base. ..Háganse a la idea de un explorador que camina por la selva virgen amazónica abriendo camino entre la maleza con su machete, y podrán imaginar que las ramas a la altura de los pies quedan intactas. Con esta metáfora intento justificar lo que imagino a un Pollock ejecutando esos vastos trazos en vertical, pero sin llegar nunca hasta el suelo para dicho trazado. Si esto es así como lo digo, se entendería por qué la firma queda intacta en su parte inferior izquierda, y en este único plano detalle, casi evocando a lo que podría ser una obra de Joan Miró. ..Desde luego, un Pollock irreconocible.

010

Es interesantísimo también poder descubrir los primeros intentos de ¨drippings¨ que luego le llevarían al artista hacia el reconocimiento mundial, por emplear una técnica efectista más propia del arte callejero, pero nunca vista hasta entonces en un soporte ¨noble¨ como el lienzo. Aquello inicialmente suponía prácticamente una ¨ofensa¨ contra un establishment más conservador y purista. En aquel tiempo, Pollock todavía no controlaba las densidades de la pintura ni los efectos de la gravedad, lo que le producían eso efectos de ¨chorreo¨ (lo que yo antes llamaba ¨droppings¨). Y probablemente en medio de ese proceso experimental, se lanzó a ¨insuflar¨ pequeñas gotas de pintura a través de popotes (aerógrafos, folios o cualquier instrumento para el soplado), que se ven perfectamente como retoque final de la producción de la obra, influenciado por las clases de ¨accidentes controlados¨ que el muralista mexicano David Siqueiros impartía hacia sus alumnos. Estos efectos probablemente cerraron la obra y tras ello se firmó, como remate final.

011

012

El visitante podrá observar detalles de orden más anecdótico de la obra (no menos importantes), como los efectos de la restauración del lienzo, para la fijación al bastidor con nuevos clavos (no sé si el sistema de grapas aguantaría el peso del lienzo) de un color cobrizo, lo que me hace pensar que sea un material inoxidable pensado para una hipotética futura restauración planeada ya a un largo plazo. En este canto se ve también que Pollock respetaba fielmente la extensión visible del lienzo para la obra, lo que tal vez puede reforzar la teoría del ¨tiempo¨, en el hecho de que no reparó en este tipo de detalles ante la urgencia de producción de la obra.

013

La obra irá a Londres tras su paso por España, y tras este periplo, regresará al Iowa Museum of Art, propietario del cuadro, y de donde probablemente no saldrá ya en muchísimo tiempo (concebido inicialmente de forma ¨permanente¨). …Es por todo ello por lo que considero que sería un ¨pecado¨ no poder aprovechar esta oportunidad a quien buenamente pueda permitírsela. El que avisa no es traidor.

(Aprovecho para puntualizar que en la presentación curatorial para el muro de entrada de la exposición, intuyo que la fotografía escogida para el encabezamiento del evento, tal vez no represente fielmente la filosofía de la acción en base a muchas de las cosas que he intentado recoger en este post. Entiendo que comercialmente puede ser el ¨gancho¨, pero intuyo que artísticamente para los puristas, lleva a engaño. Pollock todavía no pintaba sobre el suelo en esta época).

014

015

016

 

DOCUMENTACIÓN:

-Documental: ¨Mural. Jackson Pollock¨ (40 min.).

-Cuadrenillo de Prensa ¨Mural Jackson Pollock. La energía hecha visible¨. Museo Picasso Málaga:

http://www.mpicassom.org/prensa/PDFs/cuadernillo_Jackson_Pollock.pdf

-Arte en el Aula. Jackson Pollock, ¨Mural¨:

http://arteaula23.blogspot.com.es/2016/04/jackson-pollock-mural.html

Anuncios

2 thoughts on “Mi reseña al ¨Mural¨ Pollock en Museo Picasso Málaga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s