NO SOMOS EJEMPLO DE NADA.

Acabo de ver un documental que es una delicia al intelecto CONCIENCISTA. Uno de esos reportajes que uno tiene que ver alguna vez en la vida, para saber exactamente ¨qué es esto del Mundo¨, por qué por ejemplo hay que cavar cada vez más profundo para encontrar agua, o cómo todos los hogares de USA podrían hoy tener placas solares para su energía gratuíta si ese país no hubiese hecho la guerra de Irak. En él se descubre perfectamente que todo está interconectado en este Planeta, que todos al final pertenecemos a la misma familia, que lo que sucede en China afecta a Burkina Faso, y que en definitiva, desde el cielo no existen los muros que sufrimos entre países. No hay mayor ciencia que OBSERVAR LA REALIDAD, y este dogma lo lleva a la perfección el fotógrafo y documentalista francés Yann Arthus-Bertrand, una especie de simbiosis entre Féliz Rodríguez de la Fuente, Jacques Cousteau, Naomi Klein y Al Gore. Añadiéndole la belleza plástica de la fotografía paisajística, e incluso haciendo referencias directas al Arte como la de Jacson Pollock y las lagunas heladas de Siberia en Rusia. Imprescindible para cuando tengas un ratito libre, esto es una conclusión de 30 años viajando por el Mundo y documentándose hasta la médula. Mis enormes respetos, este hombre SABE.

Me dan ganas de reproducir por entero cada una de las palabras que aquí se escuchan, porque cada una de ellas vale oro. El documento es un perfecto análisis y una gran evidencia del impacto del ser humano en su existencia en el Planeta. De las consecuencias del aumento de la población tanto a nivel medioambientales, como de cambio climático, de reparto desigual y aumento de la pobreza, de pérdida de la biodiversidad a través de la globalización de la agricultura, y en definitiva, de todas las consecuencias a nivel político, social y humano que todo ello conlleva. Todo, explicado a vista de pájaro, con una belleza infinita de las imágenes, porque este Mundo todavía está todavía en la capacidad de poder darlas. Es una metáfora tremendamente contradictoria, paradójica hasta su máxima expresión, ver cómo luchan en partes desiguales, la carrera del consumismo exacerbado frente a la preservación de los recursos materiales de la Naturaleza. Sin ninguna duda va ganando por goleada el primero, pero documentos como éste me animan a pensar en que alguna vez en la Historia, la Naturaleza podrá poner de nuevo las cosas en su sitio. Cada vez está menos en nuestras manos ya.

Hay miles de anécdotas para reflejar en el discuros de Yann Arthus-Bertrand en este documental, pero quisiera centrarme en 3 que a mí, en persona, me han llamado poderosamente la atención:

-En China son capaces de cerrar toda una autopista al tráfico para poner a secar grano de maíz. Esto es sin duda un síntoma evidente de lo importante que ya es la ALIMENTACIÓN a nivel mundial, tanto para el autoconsumo en la especie humana, como para la infinidad de recursos materiales en los que hoy se han convertido el resto de especies animales, al servicio del hombre en el Mundo. A partir de hoy, si ves este documental, creo que te acordarás de él cada vez que escuches la palabra ¨transgénico¨.

-India pronto será el primer país por población en el Mundo, superando a China, la que hoy es el motor de todo este revolcón que está viviendo el Mundo a nivel industrial, de consumo y medioambiental. La diferencia es que India es hoy todavía un país desindustrializado, y hasta cierto punto, este hecho nos está salvando de no ver multiplicados todos los efectos colaterales que hoy vive el Planeta. Pero cuando India dé el paso firme hacia la industrialización, creo que a los demás ya sólo nos tocará pensar en ¨que Dios nos reciba confesados¨.

-El título de este post evoca a la anécdota de un leñador en Indonesia que encontró el fotógrafo a su paso por aquel país. Cómo entró en su casa y vio un televisor plasma con una antena parabólica para ver las novelas de USA y los partidos de fútbol en Europa. Cómo su misión en esta vida no era al final otra que talar árboles indiscriminadamente, para poder pagar lo que a él le hacía ser ¨feliz¨, que era ver al Barcelona, o al Real Madrid, o a la Juventus. …Que cada uno haga acto de conciencia y vea hasta qué punto está aportando desde su forma de vida particular, a toda esta vorágine hacia la ¨autodestrucción¨ en la que estamos todos implicados. No sé si estamos siendo el mejor ejemplo para estar en disposición de exigir nada.

Conciencismo del bueno.

Documentación:

Yann Arthus-Bertrand Wikipedia:

https://es.wikipedia.org/wiki/Yann_Arthus-Bertrand

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s