Jeff Koons versus Da Vinci.

banksy

(Banksy)

Si te inmiscuyes en cualquier foro en internet sobre el ¨artista¨ Jeff Koons, te encuentras un millón de detractores y a dos o tres defensores por ahí desperdigados. Yo me identifico plenamente con ese primer millón de encabronados, y de verdad me gustaría llegar a entender intelectualmente a esos otros poquitos defensores. Pero por ahora nadie me convence, por mucho que al final se escuden en el típico ¨es que a Koons hay que entenderlo¨. Ahí se les acaba la defensa, y todavía nadie puede justificar los 50 millones de dólares de sus obras, y si conceptualmente los valen. Por el contrario, casi siempre las críticas hacia Jeff Koons son a la vez de carácter destructivo, llevadas más por el odio que por el argumento, y por eso hoy quisiera centrarme conceptualmente en el ¨por qué¨ de lo que yo considero una auténtica estafa en el Arte de Siglo 21. Una especie de orden de sentimientos impotentes rondando por mi cabeza.

La evidencia más palpable va relacionada con el título del post. Quien haga una especie de fugaz recorrido mental por la Historia del Arte, poniendo como punto de origen a Leonardo Da Vinci en el Renacentismo, y llegando hasta hoy 11 de Junio de 2015 con Jeff Koons en Guggenheim Bilbao, tal vez la conclusión más sonrojada que se pueda sacar sea una simple pregunta: ¿HACIA DÓNDE VAMOS?. La pérdida de rumbos creativos es ciertamente abismal y preocupante durante esa larga trayectoria, y a lo largo de todos sus protagonistas implicados. Yo intuyo que hasta la irrupción del Pop como movimiento artístico reconocido, más o menos todo tenía una coherencia entendida como proceso evolutivo, desde la perfección figurativa hasta el abstraccionismo más trasgresor, a través de todos sus pasos intermedios. Pero al fin y al cabo ¨evolutivo¨, gradual, con cambios que podían gustar más o menos, tanto en la técnica como en el concepto. A partir del Pop, esa tendencia simbiótica de ¨técnica-concepto¨ se rompe, y entra en juego la tercera dimensión primordial para todo lo acontecido desde entonces, la peligrosa, la que tanto daño hizo a posteriori a tenor de los resultados: la ¨superficialidad¨. El todo vale. El concepto de originalidad vinculado a lo superficial, a la extravagancia, a la simpleza espiritual, a lo hueco, a la provocación sensorial sin el sentimiento, a la ausencia rotunda de valores, a lo visual de plástico, a la ¨ESTÉTICA VACÍA¨. Aquello se convirtió en un potente magneto para las mentalidades kitsch, y solo faltaba combinarlo con el metal que fuese atraído perfecto dentro de ese campo magnético: la relativización exclusiva al dinero, el capitalismo, el ¨MERCADO¨. De aquellos polvos salieron estos lodos, y el Warhol se convirtió en Koons o Hirst. ..El Arte desinflándose; por lo menos el entendido hasta entonces como ¨Arte¨. Luego ya nació esto otro. No hay más que ver las justificaciones conceptuales que dan los comisarios de la exposición de Koons y el propio artista en Bilbao; son todas banales, simplistas, a la altura de alguien que necesita ser elevado a una categoría de genio por mero autoconvencimiento propio y sin argumentación profunda o diferenciadora:

-“1.000 metros cuadrados que se han añadido (hasta llegar a los 3.500), que permite que la exposición respire más y se amplíe”. (Lucía Aguirre). …Personalmente, no me imagino una exposición de Picasso con la necesidad de tener que ¨respirar más¨. Ni ningún otro genio.

-“Es un artista único, incombustible e hiperactivo” (Scott Rothkopf). …¿Qué le diferencia entonces de otros artistas?. ¿Basquiat no es único, incombustible e hiperactivo?.

-“Busco un diálogo de la gente con la trascendencia, lejos de críticas¨. (Jeff Koons). …Eso no te lo crees ni tú Jeff. La crítica es la pata fundamental de tu burbuja-marketing.

Si Da Vinci era INTELECTUALIDAD, Koons es una vil provocación.

Si Da Vinci era CONOCIMIENTO, Koons es simple materialidad.

Si Da Vinci era INVENCIÓN, Koons es puro versionismo.

Si Da Vinci era EXPERIMENTACIÓN, Koons es mero estacionismo.

Si Da Vinci era CONCEPTO, Koons es inmensa superficialidad.

Si Da Vinci era CIENCIA, Koons es infundada aleatoriedad.

Si da Vinci era TEORÍA, Koons es solo un juego.

Si Da Vinci era PURISMO, Koons ya no se sabe ni lo que es.

Da Vinci era TALENTO, y Koons se queda en un bellaco producto. Por algo los genios son reconocidos como genios, y los historiadores de Siglo 23 o 24 verán con mayor perspectiva todas estas cosas que estoy diciendo ahora. Y empezarán a escarbar en la hemeroteca y se preguntarán: ¨¿…pero qué hacía este hombre casándose con Cicciolina?¨. ¨¿Cuántos artistas famosos, desde Warhol para atrás, necesitaron el recurso de casarse con figuras mediáticas controversiales para hacer crecer su firma?¨. En ese tiempo se juntaban el hambre con las ganas de comer, y el talento fue maquillado en Koons por una estrella pornográfica. Y en el caso de Cicciolina, hoy por ejemplo anda todavía vendiéndose a productores de cine a ver si atrapa a alguno para hacer su película biográfica. Atrás quedó por tanto aquello de ofrecer sexo gratis para parar las guerras. Marketing sin escrúpulos.

…Lo grotesco al final es efímero, y honestamente yo me escudo en esta supuesta ¨verdad¨ para pensar que toda esta burbuja de pseudo-Arte parará alguna vez en algún lugar. Afortunadamente todavía se hacen exposiciones de los MAESTROS, como la recién terminada en el Palacio Real de Milán sobre Leonardo Da Vinci. Espacio que lleva 3 siglos viendo pasar Arte por sus muros sin otro mayor mérito que su honrosa presencia existencial. Al Guggenheim Bilbao por el contrario, hay que estar asistiéndolo médicamente con un presupuesto de 300.000eu./año para que no se oxiden sus placas de titanio. También por algo la obra de arte más fotografiada del Guggenheim es el Puppy. La fiel metáfora de este supuesto ¨arte¨ de siglo 21, donde ya casi nadie empieza a saber lo que es el ¨Arte¨. Si cada generación en la Historia del Arte y la Humanidad ha aportado sus propios genios como registro en la evolución, creo que deberíamos empezar a preocurparnos mucho de realmente ¨quiénes somos¨, si nuestros aportes son apellidos como ¨Koons¨ o ¨Hirst¨.

Si has llegado leyendo hasta aquí y te interesa este tema, recomiendo encarecidamente ver este documental ¨¿Quien mierda es Jackson Pollock?¨. Trata de una ancianita que sin saberlo, compró un Pollock en la carretera por 5 dólares. Creo que retrata de forma inmaculada la realidad cruel de lo que hoy es el ¨efecto Koons¨, y cómo una señora tenaz es capaz de desenmascarar a todo un Imperio del Arte y sus ¨expertillos¨. Impresionante y aleccionador:

Documentación:

El circo de Jeff Koons llega a Bilbao:

http://cultura.elpais.com/cultura/2015/06/08/actualidad/1433770807_633937.html

Exposición de Da Vinci en Milán:

http://www.rtve.es/drmn/embed/video/3129600

¿Qué pasó con la actriz porno y diputada Cicciolina?:

http://noticias.terra.es/que-paso-con-la-actriz-porno-y-diputada-cicciolina,0f403624c4b66410VgnVCM4000009bcceb0aRCRD.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s