Ni el aire alimenta, ni el protocolo soluciona.

Hace 2 días ocurrió en Acapulco-México una cosa que en un principio parece insólita, pero que tiene a la vez un gran trasfondo social. Toda una Premio Nobel y Príncipe de Asturias Rigoberta Menchú, pedía un minuto de silencio por los 43 desaparecidos de Ayotzinapa en Guerrero, y una estudiante indígena tomó la palabra en el micrófono para decir unas palabras rotundas que arrancaban el apoyo de todo el auditorio, a la vez que hacían enmudecer al palco de las autoridades. Mientras Rigoberta Menchú pedía un minuto de silencio por los desaparecidos, la joven imperaba a no callar; un minuto de silencio por cada desaparecido equivaldría a enmudecer toda una vida. Mientras Rigoberta pedía a la participación del voto como ejercicio de Democracia, la joven imperaba a no ser partícipes de un sistema corrupto. Rigoberta hacía de “establishment”, y la joven le respondía de “ACCIÓN”.

Y es que honestamente, soy de los que piensan que el “establishment” es hoy el peor enemigo del progreso, de la evolución, del CAMBIO. Se entiende a esa palabreja como una especie del orden imperante, el control de una situación, el dominio frente al disturbio, lo “políticamente correcto”, que tanto daño ético hace hoy al que denuncia lo “socialmente incorrecto”. …Una especie de “Paz de plástico”.

Porque cuando el momento de presión es tan intenso, cuando se sigue intentando afrontar los retos dolorosos de esta Humanidad sin fomentar ni la moral, ni los valores ni la educación social, no vale ya otra cosa que ACTUAR!, frente a los intentos nobles de los actos buenistas que se quedan a medio camino entre el problema y la solución, y que en definitiva, alargan una agonía que se muestra como improductiva, y hasta probablemente a largo plazo también como destructiva. De poco sirven ya los minutos de silencio si los desaparecidos nunca aparecen. De poco sirven ya los lacitos rosas si los enfermos siguen muriendo de cáncer. De poco sirven las rosas si el muerto por una bomba ya está enterrado bajo tierra. De poco sirve meter la monedita en la hucha de la cruz roja, si el agua nunca llega a las tribus. De poco sirve enviar expediciones de ONGs o crear campos de refugiados, si se sigue permitiendo fabricar y comerciar con armas. De poco sirve que apaguemos una hora la luz de nuestra casa, si el resto del año las multinacionales dejan sin luz a ingentes poblaciones del Mundo. ..De poco sirve concienciar a las masas sociales, si las instancias gubernamentales que las representan siguen siendo las menos concienciadas al mismo respecto.

Creo que la situación actual del Mundo es ya tan complicada, que llega el momento de actuar de forma social, proactiva, conjunta y urgente, y de dejarnos de mamaditas protocolarias que nos están llevando a la somnoliencia buenista de quien cree que, callando un minutito de silencio y haciendo un “paripé protocolario”, está aportando su granito de arena a una causa que parece que puede solucionarse a través de estas “magias”. Hay gente que cree que quejándose en las redes sociales realmente se arreglan los problemas. Hay gente que de verdad piensa que enviando un mensaje a través del celular se soluciona la enfermedad del parkinson. Hay gente que cree que con un partido de fútbol por la Paz, de verdad llega esa Paz.

..Es lo que tiene el “establishment”, que muchas veces se aprovecha de la inocencia del buenismo, para seguir ejerciendo como tal de puro “establishment”, para que nada cambie, para que todo siga igual. Yo no tengo la solución final, lo que sí tengo claro es que el Mundo no se arregla ni él solito, ni por acciones mágicas, ni por minutos en silencio. Está muriendo ya demasiada gente bajo las bombas, está muriendo ya demasiada gente por la escasez de agua, está muriendo ya demasiada gente por enfermedades curables, hambruna, huídas en el mar, redes ilegales y sobre-explotación laboral. El Mundo está tan “cabrón” hoy, que no hay minuto de silencio, ni lacito rosa, ni superhéroe viviente que pueda arreglarlo de forma independiente. O nos concienciamos TODOS de que éste es un problema global que nos afecta a TODOS, o de lo contrario este sálvese quien pueda nos condenará también a “TODOS”. Cuando el caos se adueñe de la situación, un día despertarás y te darás cuenta de que ya estás irremediablemente dentro de él. Y no creo que entonces te afecte mucho que alguien esté haciendo un minuto de silencio por ti, igual que no creo hoy que ningún sirio, afgano, nigeriano o indígena esté contento porque se promueva un minuto de silencio salvador por ellos. …El silencio no llega tan lejos, ni el aire alimenta.

THINK . LEARN . ACT.

Documentación:

Joven cuestiona a Rigoberta Menchú sobre pedir el voto en Guerrero:

http://www.informador.com.mx/mexico/2015/594967/6/joven-cuestiona-a-rigoberta-menchu-sobre-pedir-el-voto-en-guerrero.htm

Rigoberta Menchú Wikipedia:

http://es.wikipedia.org/wiki/Rigoberta_Mench%C3%BA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s