Dolores Olmedo ejemplo de humanidad.

dolores

Esta mañana he estado visitando el Museo Dolores Olmedo en la Ciudad de México, y lo primero que uno puede descubrir es que todavía existe el ROMANTICISMO HUMANO. El Patrimonio Cultural adquirido a lo largo de toda la vida de la señora Olmedo, y que esta coleccionista dejó al pueblo mexicano como donación en el año 1994, es de tal calibre humano, es un regalo tan inmensamente valioso para los mexicanos y los extranjeros que lo visiten, que ciertamente bien vale la visita una vez en la vida a este museo, y todas las veces que hagan falta. Ya escribí en su día lo que me impresionó como europeo descubrir el Museo de Antropología en Chapultepec, y no me quedo corto al decir que hoy es un precioso segundo capítulo con las mismas dimensiones. Definitivamente los europeos de siglo 21 no conocemos estas cosas. En un Mundo tan dominado por el componente del capital y la “rentabilidad”, donde nos cierran continuamente museos que no generan beneficios sin importar su trasfondo cultural, parece inconcebible que exista todavía alguien que haga este tipo de donaciones altruistas en beneficio de un BIEN COMÚN. Esto es “otro Mundo”, y hay que felicitar muy especialmente a todas las personas e instituciones amigas del museo que hacen posible que este sueño perviva. De verdad si algún título de mis posts en la historia de mi blog ha sido preciso y fidedigno, creo que ése ha sido el de hoy. EJEMPLO DE HUMANIDAD.

Nada más entrar, impresiona el cuidado exquisito de los jardines de la finca. Esta mujer realmente debió amar la Naturaleza. El mismo amor y fascinación que debió sentir por los pavos reales y los “xoloitzcuintles”, lo que nosotros conocemos como el “perro demonio”. Es realmente interesante para un europeo este “shock” cultural entre gritos de pavos y perros casi marcianos.

El recorrido artístico del Museo es simple y llanamente “ENRIQUECEDOR”. La primera parte la componen unas salas de corte intimista de la coleccionista, de su vida más personal, donde el visitante se inunda de un caos cultural entre artesanías y reliquias chinas y africanas. Poderío económico y aventurismo erudito. Hay un enorme estatus intelectual, una clase y elegancia en las fotografías familiares más personales, que ya la quisieran para sí muchos de los coleccionistas actuales del Mundo entero. Me acuerdo ahora por ejemplo de la Baronesa Thyssen; no me imagino a Doña Dolores Olmedo agarrando a su familia y yéndose a vivir a Andorra. Tampoco me imagino a la Baronesa donando su colección al Pueblo.

La parte pictórica del recorrido es un 75% del lugar, y dentro de dicha parte, sobre todo y por encima de todo, el maestro Diego Rivera. Todas sus etapas están fielmente recogidas aquí, este museo es una delicia para los Riveristas. Sería casi pecado destacar nada porque todo el conjunto es impresionante, pero déjenme decirles que especialmente llaman mucho la atención sus bocetos en carboncillo sobre papel en gran formato. El nivel plástico de esos bocetos es tan inmenso, que se exponen como obras junto a las demás. Frida Kahlo y Angelina Beloff tienen sus espacios también, pero este Museo es sobre todo Diego Rivera. Hay varios escritos expuestos que manifiestan el amor y admiración tan profundos que se profesaban entre Diego y Dolores, y también llama la atención una obra de Frida que firma como “Frida Rivera”. Afortunadamente ya se conoce mucho de estos artistas, pero no es lo mismo ver fotos en internet, que las texturas sobre los lienzos. Igual que el que se compra un disco o el que va al concierto.

La última parte de la visita, dentro de la colección permanente, es otra vez un nuevo endulzamiento espiritual y cognitivo para el europeo. Se exponen toda una serie de artesanías prehispánicas y coloniales típicas de México clasificadas por sus regiones geográficas, casi a modo de “denominaciones de origen”. Cerámicas de Puebla o Jalisco, máscaras guerrerenses, metales de Michoacán, textiles de Chiapas, las figuras de papel y cartón en México, vidrio de Jalisco,.. el que todavía tenga el concepto de México como “tequila y mariachi”, le garantizo que va a salir en “shock” de este museo. A este respecto, me ha sorprendido muchísimo (maravillado!), descubrir las influencias árabes que los españoles inculcaron en las cerámicas de Puebla. Honestamente no sabía yo que la cultura árabe había cruzado el Atlántico,.. y si ustedes ven esas cerámicas, les garantizo que no encontrarán diferencia por ejemplo con las de los artesanos de Santa Elena en la provincia de Jaén-España. El recorrido está complementado por toda una serie de esculturas prehispánicas pertenecientes a la colección de Diego Rivera. …A lo dicho, un sueño de visita, si tienen la oportunidad no se lo pierdan. “Museazo”.

Si hay una sombra entre tanto oasis, tendré que decir que si hoy no puedo acompañar el post con fotografías como me hubiese gustado, es porque el Museo tiene una férrea política de no permitir tomar ni una sola fotografía en su interior. Invito a la Dirección del Museo a que reconsidere esta política, porque la fotografía no es sólo un instrumento simplito de dar credibilidad a unos posts como pueda ser el caso de hoy, sino sobre todo, una vía de EXPANDIR LA CULTURA FUERA DE LAS PAREDES.

Documentación:

Museo Dolores Olmedo Wikipedia:

http://es.wikipedia.org/wiki/Museo_Dolores_Olmedo_Pati%C3%B1o

Museo Dolores Olmedo web:

http://www.museodoloresolmedo.org.mx/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s