Cómo conocí a Pak Frank.

Aprovechando que acabamos de hacer público su vídeo promocional, cuento la historieta de hoy a modo de anecdotario para los puristas.

Pak Frank es fácil de encontrar, pero no tanto de conocer. Es un artista muy abierto a los contextos artísticos, así que quien quiera encontrarlo en persona, no tiene más que checar la agenda cultural de Guadalajara Jalisco para cualquier día, y buscar algún evento irreverente a nivel de una presentación de poemas oscuros, o algún concierto de garaje de mala muerte, o alguna vernissage de artistas antisistema, o por lo menos inconformistas. Si hay género bueno, pues encima mejor. Ahí está él infalible, escondiéndose siempre entre el tumulto, con su petaca de vodka barato, y aguantándole hasta el último asistente a la cita que cierre la puerta. Y si luego hay más fiesta, no hay que convencerlo, él se autoinvita. …Ahí ya has encontrado al artista, sólo tienes que mirar quién lleva una petaca metálica o algún pomito camuflado.

Para conocer a Pak Frank, ya la cosa cambia. Tú no lo conoces, él te conoce a ti. Platica como quien mira a los árboles, pero te está haciendo una auténtica radiografía intelectual. Pregunta con veneno, y ahí tienes que ser inmune. Puedes hablar de lo que quieras, pero siempre tienes que evidenciar AUTENTICIDAD. Le puedes decir que Poe era gay, o que Basquiat era un futbolista frustrado. Se reirá, pero si eres coherente con tus argumentos, Pak absorbe tu energía. Primer paso conseguido, a partir de ahí ya puede pasar de todo. Si eres mujer y les das en su madre a sus neuronas, él empieza a hacerse sus chaquetitas mentales, porque sin tú saberlo, te estás convirtiendo en su musa. Entonces peligro.

Todo esto es la Ley. En mi caso concreto, en la práctica totalmente al margen de esta ley, tuvieron que alinearse tantos planetas a la vez, que honestamente intuyo que había una oportunidad entre el infinito, para que aquello finalmente pasara. Pero pasó. Tuve que viajar de Cuba a Jalisco para vender un proyecto de hermanamiento cultural de Cuba con el Mundo y contra el Bloqueo, aprovechando el marco incomparable de los Juegos Panamericanos. Esto fue en el año 2010, justo uno antes de aquella celebración. Tuve que buscar un cuarto en renta donde poder estar el mes que tenía previsto estar allá, y llamé a un viejo amigo mío mexicano que había estado de prácticas en España en la misma empresa donde yo trabajaba (Grupo ING), y que desde aquel tiempo manteníamos una estrecha relación. Casualidad que él era de Guadalajara también. Y casualidad que cuando me presta su ayuda, me remite a la casa de la madre de Pak Frank, quien casualmente también era la vecina de su tía, y que sabía que rentaba un cuarto. ..”La madre que es amiga de la vecina que es tía del amigo mexicano que trabajó en la empresa española”. Antes de que esto sucediera así, seguro que se acertaron muchas quinielas en el camino.

Bueno pues ya conviviendo unas semanas con la madre, construyendo una buena amistad, y diciéndole que yo trabajaba con artistas, ahí me lanzó la BOMBA: “Yo tengo un hijo artista, que hace 10 años que no lo veo” (y rompió a llorar). Cuando me contó la historia al detalle de la relación amor-odio, pues obvio ningún mortal mínimamente lógico y humano puede resistirse a dar la respuesta coherente: “Esto es muy doloroso, hay que RECUPERARLO”. A partir de ahí, surgieron los primeros encuentros, las primeras vibras, la química que corría como sangre de un lado para otro, borracheras intelectuales, música de culto, bibliografías eruditas, despellejamientos creativos,… toda una TORMENTA EXISTENCIAL. Obvio lo bueno de Pak Frank es que te saca TODO lo que hay en tu interior, lo bueno y lo peor. Es un auténtico ejercicio espiritual de “autoconocimiento”: encuentro con todas las aptitudes, actitudes, recuerdos y potencialidades que tú puedas tener dentro de tu alma, y que ni en el más mínimo momento podías haberte parado a pensar que alguna vez existieron ahí. Saca tu lado asesino, tu lado príncipe, tu lado revolucionario y tu lado amante. Descubres a su vera que puedes ser a la vez humanista, guerrillero, artista soñador, y hasta Presidente de una República. Pak Frank te pule y saca TU BRILLO INTERIOR. Eso sólo está a la altura de los genios.

Si has conseguido dar este paso, ya estás en disposición de incluso emprender una batalla todavía más épica: trabajar para Pak Frank. Cualquier persona que llega a su estudio y se topa con esa tempestad creativa que supone ver tanto arte intenso y talento de un vistazo, pues obvio lo primero que piensa es: “yo quiero pertenecer a este mundo”. Cuando le propuse por primera vez como brother, lidiar con su obra y representar sus intereses como artista, pues obvio me dio su correspondiente patada en la nalga: “bro, me lo han pedido ya como cien personas antes que tú, y a todos les digo lo mismo. No quiero trabajar con nadie, mi Arte no se vende: sólo se crea, viaja y se destruye”. Ante tal respuesta, pues uno calla, agacha las orejas, y sale de nuevo por la misma puerta que entró. Tuvieron que pasar muchos meses después, insistiéndole en que el Mundo no es un purismo, en que también en el caos está la belleza, y en que finalmente el Arte, además de para todas esas cosas que él tenía en mente, también estaba para CONOCERSE. Que no podía enterrar las ilusiones de quien tenía derecho a conocer esa otra forma de expresión tan diferente como lo era la suya, y que por lo menos me diera la oportunidad de confiar en mí para todo lo que yo llevaba en mente trabajar con él, y que era mucho más que la simple, pura y dura “venta”. Le hablé del Conciencismo, le abrí la vena de una nueva forma de entender el Arte como un canal de construcción social, e insistiendo, e insistiendo, e insistiendo, y tras muchos litros y putizas intelectuales, al final cayó la respuesta: “ÓRALE CABRÓN, DÁLE!”.

Hoy seguimos ese mismo camino, y cuando echamos la mirada hacia atrás, siempre sale una mueca de sonrisa canalla en nuestras caras.

Documentación:

Pak Frank Saatchi Art:

http://www.saatchiart.com/pakfrank

Anuncios

2 thoughts on “Cómo conocí a Pak Frank.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s