Ayer, hoy y mañana en Euskadi.

presoak

Ayer tuve el privilegio de asistir a una jornada de trabajo convocada por la Fundación Cultura de Paz y la Secretaría General para la Paz y la Convivencia del Gobierno Vasco, siendo el evento encabezado por los Sres. Federico Mayor Zaragoza y Jonan Fernández. Repito: un privilegio.

Estuvimos alrededor de la mesa una veintena de personas provenientes con perfiles profesionales muy variados, pero al fin y al cabo todos muy afines: gestores culturales, activistas por los Derechos Humanos, diplomáticos, jueces y periodistas. Allá se hizo una disección milimétrica del “Plan de Paz y Convivencia” que el Gobierno Vasco empezó a ejecutar tras el anuncio histórico del cese de la violencia por parte de ETA hace 3 años. La primera conclusión que se puede extraer del encuentro es que si alguien entiende las palabras “Paz y Convivencia” como cantos de sirena, casi mejor que se empiece a quitar esa idea de la cabeza: el proyecto es realmente SERIO Y AMBICIOSO, tanto en sus formas, objetivos marcados, y financiación presupuestada. Mis respetos cuando la gente hace las cosas bien.

En breves pinceladas, este Plan pretende hacer una transición ordenada y eficaz desde un pasado doloroso, un presente incierto, y un futuro esperanzador tanto para los vascos como para el resto de ciudadanos españoles afectados durante tanto tiempo, por el problema de la violencia de ETA. En este contexto empiezan a jugar a partir de ahora roles importantes muchas partes implicadas en lo que se busca desde hoy mismo, que no es otra cosa que una estabilidad social, una Paz duradera y una convivencia en armonía entre todas las partes para Euskadi y España. Así, la estrategia manda ahora lidiar con muchas sensibilidades implicadas en el camino, y todas ellas igual de importantes: las víctimas (todo tipo de víctimas), los presos (y sus entornos sociales), los profesionales afectados (jueces, seguridad, políticos, empresarios), y por su puesto la sociedad civil en su conjunto, que es la que tiene que asimilar la aceptación del propio Plan para su futura eficacia.

El Plan como decía es admirable y necesario a todas luces, cualquier otro intento de simple olvido y entierro del pasado generaría una base muy frágil sobre la que construir ninguna Paz futura  que se precie de “duradera”. Sin embargo, hay 3 PUNTOS CLAVES a mi entender, que ahora mismo son los que están definiendo el posible éxito o fracaso de la estrategia, y que desde estas líneas y hoy mismo, pediría a todo el Mundo para que se conciencie al respecto y que haga lo que buenamente esté en sus manos para intentar salvarlos:

1)- LOS OBSTÁCULOS POLÍTICOS:

De nada sirve pedirle a la sociedad civil solidaridad y unión, cuando los partidos políticos están poniendo trabas e impedimentos en el camino para sacar adelante el Proyecto. Mención especial hago en el Gobierno de España, que no está asumiendo la parte que le corresponde en materia legal para la reinserción social de los entornos abertzales en la sociedad vasca. Parecen estar escuchando más a su cuerpo electoral que al resto de los ciudadanos españoles, y eso hay que empezar a denunciarlo YA! públicamente. Si el Gobierno se preocupa tanto por su “Marca España”, aquí tiene un verdadero filón de oro en el que trabajar. ..Pero tampoco tristemente son los únicos: los propios partidos vascos no están unidos en consenso y en favor del Plan por intereses partidistas de trastienda, y esto al final quien lo paga tristemente es la sociedad vasca sin quererlo ni beberlo. Sres!, es la hora de la UNIÓN y desde TODOS.

2)- LOS PRESOS POLÍTICOS:

Para mí es una de las grades claves para el momento que vivimos ahora. Hay que trabajar de forma consensuada para abrir puertas al arrepentimiento, la reinserción y la reconciliación social para todos los presos que lo deseen. Olvidar odios pasados, y centrarnos en las esperanzas futuras. De nada servirá ahora una justicia ejemplarizante ni ningún tipo de peso imperial de la Ley, porque los presos hoy siguen siendo todavía los “Héroes de la Patria” para los entornos abertzales, y flaco favor haríamos a la Paz si queremos conseguirla sin contar con una de sus partes más influyentes. Dialogar o morir, ellos también son el futuro.

3)- CREDIBILIDAD DESDE LA SOCIEDAD CIVIL:

El Pueblo Vasco ha sufrido y sufre todavía hoy un HARTAZGO existencial tanto para la violencia criminal de los atentados, como de los réditos políticos que se han generado de ella. La ciudadanía está cansada de que tanto PP, como PSOE, PNV, HB (en sus tiempos) y las Asociaciones de Víctimas del Terrorismo hagan uso continuo de la politización del conflicto, y las medallas del mérito corran eternamente de un lado hacia otro por puros intereses partidistas y electoralistas, olvidándose casi siempre de la sociedad en general. Desde este punto de vista, yo personalmente tengo mucho miedo de que la gente no vaya a saber asumir el momento y el reto únicos que se están presentando ahora mismo con este Plan, y que se achaque al propio PNV o al Gobierno Vasco (actuales ejecutores del Plan), la posibilidad de que estén de nuevo colgándose medallas personalistas aprovechando el beneficio del fin de la violencia. Sería a mi entender TREMENDAMENTE INJUSTO que la gente pensara así, y sólo pido que si esto llegara a pasar, que den un pequeño margen a la OPORTUNIDAD. No sé si se va a repetir alguna vez el momento que estamos viviendo. ..Y el Gobierno vasco, de forma paralela, creo humildemente que debería considerar también la posibilidad de ceder protagonismo paralelo a alguna Asociación Civil y NEUTRAL consensuada por todos, para ser partícipe directa en el liderazgo del Plan. Sería ésta la forma más efectiva de preservar la credibilidad de los principios con los que se está actuando ahora mismo. A este mismo respecto, creo que también es muy oportuna la colaboración para el arbitramiento que se está haciendo con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

CONCLUSIÓN:

El momento es frágil, delicado y único. Y está en manos de todos los ciudadanos la oportunidad/necesidad de que la Paz en Euskadi salga a buen puerto. Si nos quedamos esperando a que alguien nos lo solucione, pues honestamente creo que la solución se hará más larga en el tiempo. No tengo ninguna duda de que TODOS queremos la paz, y por lo tanto solo queda ir a por ello de verdad. Decía el escritor José Saramago: “Lo peor de la paciencia es que puede ser infinita”, pues agarremos ya y de una vez para siempre al toro por los cuernos. La Paz lo vale.

Documentación:

Plan de Paz y Convivencia 2013-2016:

https://www.irekia.euskadi.net/assets/attachments/3871/plan_paz_convivencia.pdf?1386084559

Contacto Secretaría General para la Paz y Convivencia – Gobierno Vasco:

https://www2.irekia.euskadi.net/es/entities/2230-secretaria-general-para-paz-convivencia

 

Anuncios

3 thoughts on “Ayer, hoy y mañana en Euskadi.

  1. La única vía para la deseada Paz, y no solo en el terreno del terrorismo sino en el de cualquier otro conflicto, es que fluya el sentido común. Tu bien sabes que el obstáculo de la política de barrio y la que únicamente mira al resultado de las urnas, es un enorme impedimento para que impere la cordura. Hablar de amor en relación a este problema puede sonar excesivo, pero no lo es el perdón, algo que debemos promover todos y cada uno de nosotros si queremos una mejor sociedad para los que nos heredarán. Enhorabuena por el enorme trabajo que estáis haciendo y por ayudar realmente a hacer de este mundo un lugar mejor para todos. Abrazos.

    1. Gracias EVE, tremendamente oportuno lo que comentas. Al respecto del “perdón”, en la reunión se habló del ejemplo maravilloso a seguir que supuso el caso de Nelson Mandela tras sus 27 años de prisión. Si este hombre fue capaz de perdonar aquel martirio insufrible, en qué menos podemos ahora estar pensando todos. Un abrazo, son tiempos de cambio.

  2. El derecho a perdonar solo puede ejercerse allí donde no existe la impunidad. El camino de la paz exige tomar conciencia de las causas que nos llevan una y otra vez a la violencia. Hay un momento en que la justicia debe ser algo mas que el uso ordenado de la venganza. Ese momento se produce cuando empezamos a pensar en el futuro de las nuevas generaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s