Los “inmigrantes número”.

inmigrantes

Éste es un tema que a mí personalmente me sensibiliza terriblemente. Tengo clarísimo que todos, por encima de banderitas y territorios, somos primordialmente “seres humanos”.

El Presidente Obama anunció ayer vía decreto una reforma de la Ley Migratoria en USA que favorecerá a 5 millones de personas en el país. La medida en sí tiene millones de lecturas, casi todas ellas muy buenas, porque inicialmente hacen entrar en la “lógica social” más aplastante a los indocumentados en USA: qué menos que tener documentos legales para labrarse un futuro mínimamente digno en la vida. La medida incluso probablemente generará además precedente en el Mundo (como casi todo lo que hace USA), así que estoy convencido de que ya muchísimos mandatarios internacionales están ahora mismo expectantes de las consecuencias que se puedan generar tras la nueva medida anunciada.

Entremos en dichas consecuencias, y para ello lo primero obligado es preguntarse el “por qué” justo ahora de esta medida. En un país donde el vuelco republicano electoral parece evidente en las próximas elecciones generales, Obama necesita sacarse un nuevo “conejo de la chistera” tras el intento medio fallido de la reforma de la Sanidad Universal en USA. Y a buen recaudo, esta nueva medida de inmigración generará un ejército interesante de votantes complacidos: 5 millones de inmigrantes irregularizados, es realmente una ayuda importante cuando las previsiones electorales parecen tan ajustadas.

Ésta es la razón por la que hoy hablo aquí de “inmigrantes número”, como aquellas personas que por lo visto valen más por su cantidad que por su cualidad. Porque honestamente intuyo que la medida se va a quedar “ahí”, centrada sólo en una materia legal de deportaciones o no deportaciones, cuando el drama de los inmigrantes que llegan a USA va mucho más lejos que el del simple hecho de unos papeles de residencia. En la nueva reforma no se habla de cómo ayudar en el camino a todos aquellos valientes desesperados que se suben al tren de la Bestia con una mochila cargada de incertidumbres. En la nueva reforma no se habla de cómo acoger en la frontera mexicana a los inmigrantes de otra forma que no sea la vía de las balas. En la nueva reforma tampoco se habla de cómo ayudar a toda esa gente en su lugar de origen para que no se vean desahuciados de sus sueños y sus ilusiones chicas. En la reforma no se habla de cómo combatir a las redes ilegales que trafican con todos estos dramas. …En la reforma, en definitiva, faltan todavía demasiados matices “HUMANOS” por resolver, aunque la vía rápida del decreto se esté encargando ya de solucionar el número de los votos.

Por eso desde mi rinconcito existencial que es este blog, yo humildemente pediría a los americanos que acojan con fe esta nueva reforma que abre vías hacia la solución a mucha gente que realmente lo está pasando mal. Pero de la misma forma, pediría también al señor Obama que no se quede a medio camino de poder solucionar únicamente “sus” cuentas y previsiones, y que de verdad ejecute una REFORMA con todas sus mayúsculas, de cara también a solucionar las vidas de esas personas afectadas, las que algún día hay previsión de que puedan ser también “sus” votantes. Así es como de verdad se legitimaría un premio del calibre de un “Nobel Paz”, y así es como de verdad podríamos anunciar ayudas a las personas como lo que realmente son: “PERSONAS”. Los números en sí valen para muy poco.

Fuente:

Obama dicta la mayor regularización de inmigrantes en tres décadas:

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/11/20/actualidad/1416523754_078994.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s