La guerra es la guerra.

A veces conviene recordar este título desde la literalidad, porque todo lo relativo a bombas y disparos empieza a frivolizarse en niveles alarmantes.

El creador del vídeo del niño héroe en Siria ya ha reconocido que es un fake y que simplemente lo hizo para concienciar a las sociedades sobre los horrores de la Guerra. El tema ha generado gran controversia por haberse convertido en todo un viral-estafa, y organismos como “Save the Children” en España denuncian la frivolidad de esta acción, alegando que la Guerra es algo más serio que los “fakes”.

El tema es peliagudo, porque en el fondo no les falta razón a la ONG. Sin embargo quisiera entrar un poco más en el detalle marketiniano para las conclusiones de la experiencia:

1)- QUÉ ES “FRIVOLIDAD” HOY:

Aparentemente se hace denuncia de construir un fake con intenciones buenistas, pero la sociedad vive a la vez invadida bajo la polaridad de los videojuegos de guerra, las peliculitas de guerra con palomitas y coca-cola, y las noticias de degollaciones de prisioneros en la televisión mientras nos rellenamos el vaso de vino junto al filete. A mí personalmente me parece más “frívolo” todo esto tan cotidiano hoy en los salones de cualquier hogar del Mundo.

2)- EL “SHOW” DE LOS MASS MEDIA:

El vídeo ha sido difundido en todos los canales de televisión en el Mundo, sin pasar ni la más mínima criba de autentificación, de comprobación de su veracidad. Una vez más (y van unas cuantas), los medios buscan “sangre” con la que poder auto-engullirse. Difícil tarea tiene el Mundo por delante hacia la renovación de todo su sistema de INFORMACIÓN desde la promoción del “Periodismo Digno”. Y difícil tarea también la de nosotros las audiencias, de demandar contenidos socialmente más responsables. Estamos todavía a años-luz de poder lograr todo esto.

3)- LA VANIDAD DEL “COPYRIGHT”:

El creador de este vídeo, con su salto a la “fama” tras descubrir la estafa, ha desaprovechado la oportunidad de convertir la acción en un efecto “Banksyano” que tan oportunamente funciona hoy, como aquel intento de hacer denuncia constructiva desde la profundidad de los principios y sin importar el “quién”. Otros como el cantante Bono, el director Michael Moore o el vicepresidente Al Gore ya cayeron antes en el mismo error del narcisismo buenista. Hoy las cosas afortunadamente no funcionan así, y priman ante todo los mensajes y las colectividades por encima de los abanderamientos individualistas. La realidad no se crea ni se destruye: sólo se transforma.

¿Mi opinión personal sobre el vídeo?: si ha servido para sacar todos estos temas a la palestra, a mí ya me ha servido.

Fuente:

El falso niño héroe:

http://es.euronews.com/2014/11/16/el-falso-nino-héroe/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s