La nobleza no está de moda, pero hace la felicidad.

chepo

Hoy toca una historia intimista y preciosista, sacada casi de un cuento de hadas.

La semana pasada me enteré que a un amigo mío de la infancia (el “Chepo”) lo acaban de nombrar Obispo en Perú. Educacionalmente nunca te imaginas que en la vida vas a tener un amigo obispo, lo mismo que astronauta, presentador de la tele o presidente de gobierno. Por eso la noticia te agarra inicialmente en “shock”, aunque cuando digieres todo, llegas a pensar que el cargo se le queda incluso pequeño, y que deberían hacerle ya directamente SANTO.
 
El Chepo es de esas personas que van a contracorriente en la vida, y que cuando tú estás pegándote en la selectividad por conseguir una buena nota para que te acepten en la universidad, él está de monaguillo en cualquier parroquia. Sales de discotecas con los amigos, y él sigue en la parroquia haciendo sus labores de monitor con los jóvenes scouts. Tú luchas en la vida por hacerte un hueco entre arquitectos, médicos o abogados como lo quieren tus padres, y él está de seminarios por Salamanca o Valladolid aprendiendo eso de “cómo ayudar a los demás”. …Él es simplemente FELIZ así.
 
Pasan los años, y tú sigues en esa lucha por la competitividad para lo que tus padres en teoría te educan: una carrera exitosa. Pero en el camino te enteras que el Chepo está en Perú, ayudando a indígenas perdidos en la montaña, a transmitirles esa felicidad que él ha ido mamando en su mundo durante tanto tiempo por su propio pie, porque así lo ha deseado y lo ha tenido clarito, y a contracorriente de todo y de todos. …”Ayudando”, esa palabra tan desterrada casi ya de nuestro diccionario. Y entonces es cuando te paras a reflexionar porque te lo pide el cuerpo: ¿por qué está él allí y yo aquí, si venimos los dos de la misma parroquia y del mismo grupo de Scouts?. ¿Qué nos ha separado tanto en la vida, para escoger caminos tan diferentes?. ¿Cuál es el camino correcto?.
 
Estas preguntas probablemente quedarán sin respuesta hasta la eternidad, porque la vida no entiende de ciencias ni métricas. Pero lo único que tengo claro es que el Chepo está allá feliz, haciendo lo que siempre quiso hacer sin salirse un centímetro de su caminito, mientras el resto de los mortales seguimos enfangados en la espiral ésa de la “competitividad”, que nos atrapa sin remedio y nos condena a auto-superarnos de por vida, porque la ley del Siglo 21 y los cánones del capitalismo así lo dictan. La moda manda hoy tener éxito en tu carrera de hacer las cosas mejor que los demás, porque si no la vida te devora y sale la palabra maldita del “desahucio”. Y se olvida de que el éxito también puede venir de la simple nobleza de ayudar y servir a los demás. Por eso no quería hoy dejar de lado esta noticia tan aleccionadora, y que ojalá sirva de ejemplo para los que crean que no están consiguiendo los objetivos que de ellos se esperaban. Si tal vez simplemente se “re-orientaran” dichos objetivos, probablemente tendríamos ya mucho ganado por recuperar la felicidad. Y no hay para mí cosa más noble que intentar dar ese paso reflexivo, de tal vez retroceder dos pasitos en la vida, y saber recuperar el probable camino que habíamos dejado a la derecha sin darnos cuenta.
 
Al fin y al cabo el hombre está en este mundo para simple y llanamente ser FELIZ. Que nadie se olvide de esto, aunque no esté de moda.
 
Documentación:
-Un dominico vitoriano, obispo en Perú:
 
-Reportaje: “Kirigueti, el sueño misionero” (25min.):
Anuncios

4 thoughts on “La nobleza no está de moda, pero hace la felicidad.

  1. Qué bien escribes… Me encanta la esencia de esta historia y cómo la ves, que será una observación mucho más acertada que la mía, pero… ¿Ayudar a los demás o evangelizar? o ¿evangelizar ayudando?… ¿no llega un punto en el que chocan esas espiritualidades tan distintas?

  2. Ante todo ayudar. Evangelizar queda en segundo plano. Incluso él se integra en los propios ritos de su tribu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s