Inocencia perdida.

frankenstein
Me acuerdo cuando en el Mundo entero se veía Bambi o Blancanieves. Me acuerdo que Frankenstein era un monstruo torpón y con sentimientos. Me acuerdo que los niños nos divertíamos con canicas y bicicletas. Me acuerdo que en la televisión ponían series de dibujos como Don Quijote de la Mancha, Naranjito o Tarzán. Las bandas de Rock eran eso: “bandas” de Rock. Había grandes conciertazos de los Rolling o Aerosmith. En el fútbol los pequeños también ganaban Ligas, como la Real Sociedad, el Athletic o el Deportivo de la Coruña. La gente jugaba a las cartas en los bares. Se daba vino caliente gratis a todo el mundo en Navidad. Los domingos la gente iba en tropel a misa. Concursos como el 1,2,3 atrapaban las ilusiones de toda España. La gente podía escoger carreras en la Universidad, se perseguían millones de sueños. Se hacían colaboraciones musicales como el “We are the World”, y grandes conciertazos humanitarios sincronizados en todo el Mundo como el “Live AID”.

¿Dónde está todo eso hoy???????????????!. Ya no hay conciertos grandes porque se planifican en función de su “rentabilidad”. No se hacen edificios señoriales porque sale más barato hacerlos de ladrillo y conglomerado. Para qué ir al fútbol, si ya sabemos quién va a ganar. Mejor apagar la tele, porque sólo hay ideologías políticas y películas de violencia. Si no tienes la última versión de la Play eres un mierda. Y si tampoco tienes IPhone, mejor vete a un pueblo a vivir. Mejor tampoco quedamos a cenar los amigos, porque las distancias son muy largas, o porque nos sale muy caro para gastarlo en esas cosas. Olvídate de los buenos deseos en Navidad, ahora sólo vale pasearse por las calles con muchas bolsas de compras en la mano. Y sacarse foto para ponerlo en el Facebook y vean los demás qué bien me va la vida. Me importa un bledo las suyas. Nos quejamos mucho, todo está hecho una mierda, pero para qué actuar, me voy a sentir como un pendejo si lo hago yo sólo. A quién le importan las guerras en otros países, si nadie se preocupa por mí….

Dinero manda, dinero decide, dinero justifica, y dinero INDIVIDUALIZA. Hoy todo está secuestrado por el dinero, y todo se decide únicamente en función del dinero. Soy lo que valgo, y lo que valgo sale de lo que gano. Nos importa una mierda lo que nos pongan en la tele, quién gane las elecciones, o cómo se llame el profesor de nuestro hijo en la escuela. Sólo nos interesa nuestro dinero en la cuenta a principio de mes, porque así sabremos realmente lo que podamos hacer los próximos 30 días. …Y si seguimos así, perdonen que les diga, pero nos vamos todos a la “mierda”. Porque antes hasta un Frankenstein nos enseñaba a enamorarnos, pero hoy ni si quiera eso nos importa ya. Hoy sólo nos juntamos con alguien que tenga también dinero en su banco, condición indispensable para enamorarse sin que nos den problemas. Bendita aquella inocencia que todavía nos hacía vivir como “seres humanos”. Hoy ya sólo somos billetes y tarjetas de crédito. Que se lo digan a Shakira en la música, o a Barceló en la pintura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s