Snowden, Patishtán, y las miserias políticas.

patishtan
Edward Snowden y Alberto Patishtán, ex-agente de la CIA y maestro indígena, USA y México. Dos formas antagónicas de concebir la política y su relación con las sociedades.

Para el caso de Snowden, Alemania acaba de enviar a Moscú a un diputado suyo acompañado de dos periodistas, pagado todo con impuestos de los alemanes, para firmar un contrato de colaboración que pretende desenmascarar el caso de espionaje de la CIA al Gobierno Alemán. Rusia se ha prestado a la colaboración, y ha admitido incluso que “se podría cambiar la ley” para garantizar la inmunidad diplomática internacional de Snowden, y poder garantizar su blindaje y libertad para un posible deseo de arresto por parte de USA. Alemania también garantiza esta condición para la colaboración, y las partes ponen de manifiesto así que cuando quieren, las cosas se solucionan muy fácil y rapidito a golpe de firmitas. Qué Mundo tan diferente podríamos estar viendo si esta misma praxis se aplicara en temas de acuerdos energéticos, defensa de derechos humanos, o lucha contra evasiones y paraísos fiscales. Mención especial para los dos periodistas que actúan en la operación como testigos de fe: si alguien todavía duda que los medios de comunicación dejaron hace tiempo de ser el cuarto poder, aquí tiene una prueba para corroborarlo. Simple y llanamente son ya “el mismo poder”.

En la otra parte del Mundo, Alberto Patishtán es un maestro indígena del estado de Chiapas en México, donde fue condenado a 60 años de cárcel por un crimen contra 7 policías que él dice que nunca cometió. Para este caso, fue condenado tras un proceso judicial lleno de irregularidades, que lo condenaba de forma fulminante por su simple condición de indígena, pobre y pensador. Tenían así la “cabeza de turco” que necesitaban. Las organizaciones sociales de defensa de los Derechos Humanos, encabezadas por Amnistía Internacional, han generado una preciosa labor de presión social paralela al proceso, que ha llevado finalmente a conseguir el indulto desde el Presidente de la República, viéndose obligado a cambiar la ley por dicha presión. En este caso han tenido que ser ellos, en lucha constante y en representación de las personas, el Pueblo, los que han tenido que clamar Justicia y Dignidad, porque el Gobierno ya estaba dispuesto a dar carpetazo al asunto con su injusticiado que le servía de “cuerpo del delito” para el caso. Aquí no habían periodistas perrillos, ni diputados de Alemania, ni contratos de colaboración entre países, ni dinero robado a los ciudadanos. Aquí sólo había una imposición, una trama destructiva que no buscaba ningún tipo de colaboración, porque en Alemania, Rusia o USA, les importa un bledo si existen o no los Indígenas. Para ellos sólo valen los “espías”, demostrando que si alguna vez existió la “Democracia”, hoy Siglo 21 todo esto ya parece una especie de película de Agatha Christie. Julio Verne o William Shakespeare se lo pasarían en grande con estos políticos de mierda que estamos generando en estas generaciones.

Documentación:
Caso Patishtán:
http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/4184423/internacional/pena-nieto-indulta-al-lider-indigena-alberto-patishtan#.UnTEq6J95ww

Caso Snowden:
http://www.dw.de/diputado-alem%C3%A1n-revela-detalles-sobre-carta-de-snowden-a-gobierno-alem%C3%A1n/a-17198721

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s