El futuro se escribe en las cocinas y los garajes.

mongo
Mi bro del alma Pak Frank me inspiró hoy para escribir este post. Leyendo sus memorias descubrí cómo nació en Guadalajara Jalisco “La Cofradía de la Cocina”, un colectivo literario de escritores que se reunían en la cocina de una casa para exponer filosofías de la vida, de donde luego salían auténticos manifiestos sociales. Botellas y pura botana simple, servían para arreglar en la medida de sus posibilidades el “Mundo”, hasta allá donde llegaran sus letras. Mensaje en botella de náufragos, que otros tenemos el privilegio de recoger.

Y estas líneas rápidamente me evocaron a mis conversaciones que tuve en La Habana-Cuba con el mítico “Mongo P”, el último revolucionario vivo de aquella banda de amigos filósofos que se reunían en un garaje sin uso en Centro Habana, para hablar de política, problemas sociales y literatura. Gente pescadora, mecánica o zapatera con principios, inquietudes intelectuales, y sobre todo mucho ánimo de aportarse el uno al otro con la simple misión de “existir para algo”. Para lo que sea, pero sobre todo “existir”, más allá de los juegos de dominó y los cartoncitos de ron a los que el ritmo de la sociedad pretendía acostumbrarles. Allá iban todos los días diez personitas anónimas, amigos de mente, a simplemente explayarse y conversarse. Empezaron a pasar los meses, hasta que un tal “Ernest Hemingway” se enteró de aquellos encuentros, y se sumó en el día a día a eso de “construir” intelectualidad. Él ponía a partir de entonces las botellas de ron, y los premios Pulitzer y Nobel de Literatura. Los demás simplemente tenían que seguir hablando, y nacía ya el reconocimiento social al “grupo de sabios locos”.

Pasaron los meses, y la constancia les llevó a la simple lógica: “Oye asere, ¿por qué no abrimos el círculo a más gente?”. Dicho y hecho: una barra, cuatro baldas, seis bancos, dos fotos, unas cuantas cajas de botellas, y las puertas abiertas a todo aquél que quisiera conversar sobre cosas interesantes. Nacía la mítica “Bodeguita del Medio”. El simple hecho de tener a Hemingway todos los días allá entre sus paredes, era el gancho magnético que atraía a turistas curiosos, bohemios errantes, y admiradores secretos del escritor. Las guías turísticas empezaron a recoger el lugar entre sus registros, y VOILA!, a partir de ahí todo lo que hasta aquí ya conoce el Mundo entero. Hoy es visita obligada, lugar de culto indispensable para toda persona que se precie a visitar Cuba con la simple curiosidad de salir de sus buffets y sus playas. Lo de los mojitos es ya parte de la “mierdería” de este Siglo 21.

bodeguita
El pobre Mongo P, que en paz descanse allá donde Dios haya querido reservarle un lugar privilegiado, se involucró tanto en la idea y en sus principios, que se convirtió en el alma de la Bodeguita, y su casita de Baracoa, zona de pescadores y residentes bohemios en las afueras de La Habana, dejó casi de sentir su alma, tanto como su propia familia. El alcohol ya le avisó varias veces de que en la vida es bueno “conciliar”, y el carro de algún alma caritativa le tenía que regresar obligado a las tantas de la noche a su casa perdida, porque si fuera por él, esa Bodeguita no dormiría nunca jamás amén.

Desde aquí le dedico estas líneas cargadas de nostalgia a quien tanto abría su corazón a los desconocidos, haciéndole saber que sus experiencias nunca quedarán en vano, y que otros ya seguimos sus sabias lecciones. La “Social Factory” que estamos montando en Guadalajara Jalisco, no tengan la menor duda que seguirá todos esos principios, toda esa construcción, toda esa “otra forma” de ver las cosas, y que aquel precioso camino que unos iniciaron hace ya unos años, otros hemos tenido el privilegio y la inspiración de haber aprendido a posteriori. Larga vida a los valientes que se lanzan al peligro ese de “aprender para contagiar”, y larga vida también a los que se atreven a sacarle el uso apropiado a una cocina o un simple garaje.

hemingway
Documentación:
Precioso artículo que publicaron en “El Faro de Vigo” en homenaje a Mongo P tras su fallecimiento:
http://www.farodevigo.es/opinion/2010/01/15/habana-mongo-p/402918.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s