15M que sin acción pasa de indignado a “amargado”. Falta liderazgo.

15M
Ayer fue el segundo aniversario de aquellas concentraciones míticas del Pueblo en la Puerta del Sol de Madrid. Lo que se conoce como el movimiento “15M”.

A mí personalmente me pareció “doloroso” ver a 300 personas en la convocatoria que se hizo a las 20,00h. para recordar y mantener “vivo” el espíritu. Muchos pseudo-analistas ya hablan de que el movimiento está muerto, y aunque en absoluto comparto este análisis, sí es cierto pensar que el movimiento tal vez ya se esté especializando demasiado en sus formas. Su poder romántico de convocatoria social cohesionada está pasando a otro poder (también efectivo) de acción social dividido, para las diferentes Plataformas que han surgido tras aquella primera “explosión” popular.

Desde este punto de vista, el famoso algoritmo del “divide y vencerás” puede estar empezando a hacer mella en el movimiento “15M” como tal, (…que nunca en su filosofía). El espíritu permanece intacto, pero sí es cierto que sus reivindicaciones empiezan a diluirse, y el frente común pasa a convertirse en una estrategia dividida de “guerrilas”. Este enfoque de reivindicación no me parece incorrecto para la acción al cortoplazo y para las victorias en las pequeñas batallas sobre el terreno (a las pruebas me remito para todo lo conseguido por la PAH), pero sí me parece un error preocupante si la lucha de los intereses localistas empieza a imponerse a la lucha de los objetivos comunes, que no debería ser otra que la búsqueda de la Democracia Representativa y la igualdad del Pueblo en sus principios y sus formas.

Y para esto, es indispensable por tanto actuar como PUEBLO, como REPRESENTATIVO, como PRINCIPIOS, y como INTERESES COMUNES. Por ello, ayer era tal vez una fecha importante para recordar a toda la sociedad española que somos sobre todo eso: una SOCIEDAD, que piensa en conjunto y que actúa en conjunto. Ayer necesitábamos una Puerta del Sol llena, y me dio la sensación de que muchos activistas del 15M empiezan a evidenciar flaquezas a la hora de demostrar “quiénes somos”. Esto, sin duda, es lo peor que le puede pasar nunca a ningún proyecto identitario en el Mundo: sin identidad, simplemente no hay proyecto.

Sigo pensando (y sé que soy contrario a lo que piensa mucha gente), que el 15M necesita un líder sólido, y que sin líderes entramos en un terreno peligroso de romanticismo social a modo de “callejón sin salida”. Hay que echar la vista atrás para recordar casos exitosos como los Martin L. King, Harvey Milk o el mismísimo Mandela, para ver por ejemplo que todo un Apartheid puede caer si simplemente hay una persona que abandere ese deseo de hacerlo caer. Y creo que estamos en momentos históricos para repetir semejantes hazañas, y que tal vez sólo queda encontrar con esa “persona” que ponga rostro a la reivindicación de toda una sociedad. ..Hablamos mucho de internet y las nuevas tecnologías, hablamos de redes y grupos de actuación, pero sin piloto, el coche nunca avanzará. Por muy buen coche que tengamos.

No nos hipotequemos tanto en las “Revoluciones del Siglo 21”, no despreciemos tanto a lo que la Historia nos ha demostrado que funciona, y vayamos con convicción a por lo que creemos ciegamente sin desistir nunca en el camino. Correríamos el peligro de pasar de una situación indignada, a otra más peligrosa de desidia “amargada”. ..Es el mismo peligro que corre ahora mismo Venezuela sin su líder Hugo Chávez: les toca urgentemente reponer ese hueco, y ojalá esa solución sea Nicolás Maduro, por el propio bien del futuro del chavismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s