Más “Y tú más”. Más y más “Y tú más”

avion
¿Alguien se imagina a Casillas y Xavi pegándose de puñetazos en la final del Mundial?. ¿Alguien se imagina a Fidel Castro y el Che Guevara matándose a machetazos en plena Revolución?. ¿Alguien vió al capitan y su segundo en jefe agarrándose del cuello en pleno hundimiento del Titanic?.

Todo esto pasó ayer en el Debate sobre el Estado de la Nación en España. Da vergüenza ajena ver a los dos primeros políticos del país reprochándose el uno al otro quién tiene que dimitir, quién tiene la culpa de todo y quién tiene más corrupción en su propia casa. El Rey tuvo que quedarse de piedra mientras veía el esperpento: ni unidad, ni pactos, ni Pueblo, ni “no todo es economía”. Se olvidaron hablar de reformar la Constitución, se olvidaron de que la gente se está suicidando, se olvidaron de recortes, de rescates, de regeneración política, de motores de crecimiento, de justicia y de exportación. Se olvidaron de CONSTRUIR PAÍS, y se dedicaron únicamente a seguir destrozándolo.

Ayer fue la evidencia más rotunda (y ya van muchas), de la miseria de comandantes que lleva esta nave. El resto de países avanzan como pueden, se unen en políticas internacionales, firman pactos de cooperación, e intercambian sinergias y oportunidades de crecimiento. Nosotros no: España se ha enroscado en una espiral destructiva sin una aparente salida de solución que no sea la de echar a todos estos miserables fuera del Congreso. A estos dos que se insultan entre ellos, y al resto de los palmeros que les ríen sus pataletas y les aplauden al servicio del salario a final de mes. No hay otra solución: no están por la labor de dar ningún volantazo unidos capaz de reconducir tanta miseria.

El avión se quedó sin gasolina en pleno vuelo. Estamos ya en caída picada, toca reconducir la trayectoria desde el planeo y el riesgo que eso conlleva, …pero los dos pilotos se están matando a puñetazos en la cabina de mando. Queda por tanto ya sólo saber si los pasajeros del avión gritan preocupados, se organizan y sale milagrosamente un “médico” entre ellos capaz de agarrar el timón mientras los jefes se pegan, o si por el contrario sólo están jugando a la PlayStation, escuchando música o durmiendo con el antifaz, la manta y la almohadita que les dieron las azafatas al despegar. Como sea esto último, va a haber sangre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s